Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha habido una consulta en persona con historia clínica y examen físico

Testimonios - Blefaroplastia

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Yo tengo mucha confianza en el Dr. Espinosa me siento muy bien en atenciones y procedimientos con el ya en dos oportunidades quedo muy feliz, igual a mi hijo mayor y sus resultados son muy buenos, les agradezco mucho y mil bendiciones.

Mujer
Blefaroplastia completa


Buena atención son cordiales y me hacen sentir muy bien

Mujer
Blefaroplastia completa


Testimonio paciente blefaroplastia

Haber contado con el privilegio y profesionalismo del Dr. Espinosa fue maravillosos porque además es un ser humano encantador. Los resultados saltan a la vista sentirse más joven es el anhelo de toda mujer de mi edad, estoy muy contenta con mi nueva apariencia, dios proteja a tan especial profesional de la medicina, siempre le llevare en mi corazón, Gracias.

Mujer
1076 (Ritidoplastia, Blefaroplastia Superior, Blefaroplastia Inferior, Cervicoplastia, Elevación Cejas)



Les recomiendo con los ojos cerrados los servicios del DR Espinosa ya que es una persona muy profesional y honesta, quede muy satisfecha con las cirugías que me realizo el DR, es muy profesional como también su equipo enfermeras secretarias estoy feliz.

Mujer
H M (Mujer, Cirugía de nariz y Cirugía de los párpados)



El cambio fue mucho mejor de lo esperado, definitivamente vale la pena ya que esto no solo rejuvenece físicamente, sino también la mente el espíritu y la autoestima.

Mujer
F C (Hombre, 54 años Cirugía de párpados, nariz y lipo de papada)



Una clínica con el mejor establecimiento, en particular el doctor Jorge espinosa y sus secretarias, que me atendieron muy cordialmente y se desempeñan correctamente en su trabajo.

Mujer
S L. (Hombre, 54 años Cirugía de párpados)
Fue una experiencia muy agradable quede muy contenta con los resultados de mi cirugía, el doctor Espinosa y todo el personal médico fueron muy amables durante el proceso, y recomendaría enormemente al doctor Espinosa.

Mujer
M T. (mujer, 39 años Cirugía de párpados)


Aunque solo llevo 14 días de convalecencia estoy satisfecha porque fue algo muy sutil y sobre todo sin marcas. Estoy segura que en algunas semanas estaré súper feliz. Gracia por todo y sobre todo por estar tan pendientes de mí. Gracias

Mujer
Y S. (mujer, 45 años Cirugía de párpados y Rejuvenecimiento facial)


La experiencia con el Dr. Espinosa fue totalmente positiva, los resultados fueron fruto de una planeación cuidadosa y diligente. Me siento muy satisfecho por la atención antes de la cirugía y en post-quirúrgico.

Mujer
G R. (Hombre, 44 años Cirugía de párpados y Cirugía de nariz)


Testimoniales:


¡ABRÍ MIS OJOS FÍSICA Y EMOCIONALMENTE!


La cita para la cirugía de párpados de mi mamá era a las 7:30 de la mañana. Llegamos 10 minutos antes y estábamos un poco nerviosas, teníamos el nerviosismo propio de alguien que se va a operar, pero la tranquilidad de estar en las manos indicadas. Hicimos los trámites correspondientes y cuando estaba todo listo llegó el doctor Jorge Espinosa con la amplia sonrisa y cordialidad que lo caracterizan, hizo seguir a mi mamá y me dijo que todo iba a salir muy bien. Yo le creí porque confío en él, por algo está entre los 100 mejores cirujanos cosméticos del mundo. Cuando entraron a mi mamá yo me quedé en la sala de espera. Mi papá estaba de viaje y ella quería darle la sorpresa de estar linda a su regreso y que no supiera por qué. Gracias a esta cirugía, mi mamá se quitará muchos años de su rostro. Me alegra por ella, se lo merece.

LA CIRUGÍA

Cuando salió del quirófano y puede hablar con ella me contó que estuvo consiente todo el tiempo porque le pusieron anestesia local, y que el anestesiólogo estuvo a su lado controlándole sus signos vitales, con unos equipos muy sofisticados. Durante la cirugía habló con el doctor Espinosa y se sentía tranquila y privilegiada de contar con su profesionalismo y porque es un ser humano encantador. Tal vez por esta razón, su equipo es tan especial. Me dijo que mientras la operaban, pensaba: “todo va a salir bien y en dos semanas me veré de 10 a 15 años más joven”

El problema de mi mamá era de cejas y párpados superiores e inferiores. Primero le hicieron la cirugía de párpados superiores o blefaroplastia (ya aprendí el nombre porque cuando se recupere mi mamá, yo me la haré). El doctor Espinosa le hizo una incisión en las líneas de los párpados y en los surcos de sus ojos para que las cicatrices queden en los pliegues naturales de la piel y no se noten. Así le quitó la grasa que le sobraba y le reacomodó los músculos. Después le hizo la blefaroplastia del párpado inferior para retirarle las bolsas que se le veían debajo de los ojos y le daban al rostro la apariencia de cansancio. Le hicieron el corte debajo de las pestañas.

Yo me pienso hacer esta cirugía porque estoy cansada de que me digan mis compañeros que si me la paso enrumbada. A mí y a los jóvenes que se realizan esta cirugía nos hacen la incisión en el saco conjuntival, al fondo. Se llama transconjuntival porque va por dentro del párpado, sobre la conjuntiva y lo mejor es que este procedimiento no deja cicatriz.

No se notarán las cicatrices

A la hora y media se me acercó el doctor y me informó que todo había salido muy bien, que mi mamá quedaría muy linda, natural y que nadie sabría por qué se veía tan joven. Los puntos le serán retirados en 8 días y en dos o tres meses no se notarán las cicatrices. ¡Que emoción! Tenía una expectativa muy grande de ver cómo iba a quedar. Cuando salió mi impresión no fue la mejor. No sé por qué, yo pensaba que iba a salir perfecta, pero salió con los ojitos inflamados, como morados -claro que el doctor nos lo había advertido-y para completar me preguntó: ¿Cómo me veo? No podía decirle que no muy bien. De la manera más cariñosa le dije que bien y que pronto veríamos los resultados. En ese momento dudé de hacerme mi cirugía.

El doctor le entregó las recomendaciones por escrito y le advirtió que gran parte del éxito de la cirugía dependía de los cuidados que tuviera durante el post operatorio. Evité al máximo que mi mamá se viera al espejo porque ella se sugestiona fácilmente con las cosas, pero fue imposible. Cuando se vio reaccionó muy bien y optimista, pensando en cómo quedaría, pero sabía que antes debía tener en sus ojos el degradé de morados y verdes. Todos los días me preguntaba: ¿Cómo ves? Yo le decía que linda, para animarla y ella me respondía: pensé que iba a estar peor. Se entretenía en el computador, viendo televisión y siguiendo al pie de la letra las indicaciones del doctor: se aplicaba la crema y se tomaba puntualmente el antibiótico para evitar cualquier tipo de infección.

LOS RESULTADOS

A los 8 días fuimos al consultorio del doctor Espinosa para que le retirara los puntos. Fue rapidísimo y le dijo que iba muy bien.

Le pregunté que en cuánto tiempo se verían los resultados porque mi papá regresaba en dos semanas. Él me aseguró que en dos semanas se vería más joven y bonita. Cada día que pasaba se notaban los cambios y yo me animaba más a realizarme mi cirugía. Su mirada lucía natural, no había cambiado para nada. Mi mamá seguía aplicándose muy juiciosa el ungüento que le mandó el doctor y procuraba dormir con la cabeza un poco levantada, aunque ya no era necesario. Afortunadamente no tuvo el lagrimeo ni la visión borrosa que se presenta en algunos pacientes. Se acercaba el día del regreso de mi papá y yo quería ver la cara que iba a poner cuando la viera. Lo conozco muy bien y sé que es muy detallista porque hay hombres que no se dan cuenta de lo que hace su esposa, así se pinte el cabello de verde. A los 15 días mi mamá estaba feliz porque se podía maquillar fácilmente. Se miraba mucho al espejo y algunas amigas le dijeron que si se había hecho algo porque la veían diferente. Cuando regresó mi papá la abrazó y le dijo que estaba muy linda, que se veía más joven y se preocupó porque fue durante su ausencia… y saber que la próxima soy yo. Mi mamá no se cansa de decir que está feliz con su nueva apariencia. “Se me abrieron mis ojos, pero lo más importante es que se abrieron ilusiones”.

_______________________________________________________________

Testimonial blefaroplastia


BLEFAROPLASTIA: CANDIDATOS

Nunca me imaginé realizarme a mis 22 años una cirugía de párpados, creí que eso era para viejitas. Mi mamá se la pasaba con bolsas de té, pepino y todo lo que sugerían para desinflamar los párpados. Se quejaba de que ahora le era difícil maquillarse y todos le decíamos que se veía cansada.

Un día se levantó y me dijo: estoy cansada de tanta mascarilla, decidí mandarme operar los párpados, acompáñame a la cita. Fuimos a la cita y desde que llegué me gustó la forma como me recibió la secretaria. Fui muy atenta. Cuando salió el doctor, me gustó mucho más… su amabilidad.

Seguimos al consultorio y empezó a hablar con mi mamá de una forma muy cálida y profesional, le preguntó por qué quería hacerse la cirugía, a lo que ella le respondió: ya casi no me gusta mirarme al espejo porque me cuesta mucho trabajo maquillarme y ya no me gusta que me tomen fotos porque todos me dicen que me veo como triste y cansada y la verdad doctor no me siento ni triste, ni cansada, pero de tanto decirme estoy comenzando a creer que es verdad.

Él la escuchó atentamente, sonrió, la invitó a que se sentara en una silla especial y le tomó muchas fotos. Mientras se las tomaba advertí la autoridad que emana de la persona que es experta en su tema y sentí que era una autoridad que llegaba a su paciente como un perfume.

Cuando terminó se sentó y nos mostró en el computador una proyección de cómo se podría ver mi mamá si se realizaba la cirugía y el cambio era increíble. Le preguntó si la mamá tenía los párpados así y yo sonriendo le dije que también la abuela. Entonces eso es hereditario.

En ese momento dejé de sonreír, cogí el espejo que tiene en su escritorio y comencé a mirar mis párpados. Doctor, yo tengo 22 años y mis amigos me viven preguntando si estuve de rumba porque siempre me veo con ojeras, pero yo soy súper juiciosa. Cuánto tiempo tengo que esperar para hacerme una cirugía así y no verme como si viviera enrumbada Me respondió amablemente que muchas jóvenes de mi edad se han operado para dejar esa apariencia de cansancio que dan las ojeras. De verdad? Le respondí y luego me quedé callada para que continuara la cita con mi mamá.

Yo Te sugiero que te hagas una blefaroplastia superior e inferior y te levantes las cejas

¿Una qué? Eso suena tenaz… comenté Mi mamá me hizo la mirada de “cállate y deja hablar” y eso hice.

Una cirugía de párpados - me respondió el doctor Espinosa con una sonrisa de complicidad- cuando se hace bien, es la cirugía que más años le quita al rostro. Tu mamá es la candidata perfecta: tiene los párpados caídos y dentro de poco le comenzarán a quitar la parte visual. Parece que tuviera la mirada cansada, triste, ya se le ven unas paticas de gallo y tiene problemas para maquillarse con las sombras y la pestañina. En pocas palabras tiene la mirada envejecida. El doctor se paró al lado de mi mamá y con sus manos le levantó las cejas y le dijo que se mirara al espejo. ¿Qué ves? Que se me ve el ojo más grande y expresivo, le respondió. En tu caso tienes exceso de grasa en los párpados, bolsas en el párpado inferior y las cejas caídas. Te sugiero una cirugía de párpados o blefaroplastia superior e inferior y subir tus cejas. Además de ser una cirugía estética, será una cirugía funcional porque el párpado no obstruirá tu visión.

¿Y se le notará mucho? ¿Si la reconocerán cuando la vean?
La cirugía debe verse natural. Por esta razón, las mediciones que hago son precisas, milimétricas para que no cambie la forma del ojo. Mi mamá ya deseaba operarse y le dijo al doctor que por favor fijaran la fecha. El doctor Espinosa le mandó unos exámenes para verificar que la salud de mi mamá estuviera en óptimas condiciones y le dijo que, en la próxima cita, después de verificar que los exámenes estuvieran perfectos, fijarían la fecha.

UNA CIRUGÍA PARA JÓVENES

Le pregunté al doctor si sería bueno que me operara yo también para no pasar por lo que le está pasando a mi mamá. Él me aclaró que el paso del tiempo es inevitable pero que personas que tienen antecedentes hereditarios como los de nosotras, pueden prevenir esta situación realizándose una cirugía temprana. Salimos de consulta y le solicité la cita a Luz Marina. A los pocos días regresé al consultorio del doctor Jorge Espinosa con Mi mamá. Pedimos las citas seguidas, ella para entregarle los exámenes y yo para mi primera cita. El doctor me hizo la consulta con el profesionalismo que lo caracteriza.

Me explicó que a pesar de mi juventud era una candidata perfecta por mis antecedentes familiares. Me tomó las fotos y cuando me hizo la proyección de cómo quedaría, me sentí feliz y segura de practicarme la cirugía.

Mi mamá estuvo de acuerdo, el doctor me explicó que a pesar de ser tan joven tenía grasa en el párpado inferior. No es usual que una joven como tú tenga grasa expuesta pero el factor hereditario es muy fuerte en las mujeres de tu familia.

El doctor me repitió calmadamente todas las explicaciones a pesar de que sabía que las había escuchado para mi mamá. Me ordeno que me hiciera los exámenes para determinar mi estado de salud y me pidió que le dijera a Luz Marina que me diera otra cita.

Me hice los exámenes y se los entregué en la cita siguiente. Allí definimos la fecha calculando que mi mamá ya estuviera bien para que me cuidara. Salimos felices porque con nuestras cirugías la esperanza que tenemos hoy será el sueño que se hará realidad mañana.


Jorge Espinosa ReyesFotografía Doctor JorgespinosaPlástica Colombia - Jorge EspinosaFotografía Jorgespinosa Cirujano