Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

Testimoniales retrognatismo / Maxilofacial

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Testimonial Paciente

Me gusta el teatro desde pequeño y me escogían para diferentes papeles. Cuando cumplí 12 o 13 años me empezaron a encasillar en cierto tipo de personajes estilo Simón el bobito… y no entendía por qué hasta que un día un director me dijo: como casi no tienes quijada eres perfecto para ese personaje. Ese día me fui muy triste a mi casa y le conté a mis padres lo que pasó, ellos me escucharon atentamente y me dijeron que era necesario saber por qué me estaba ocurriendo esto a nivel físico y que esto no tenía nada que ver con mi inteligencia. Me apoyaron y dejaron en mis manos la decisión de hacer o no este papel, me recordaron que me amaban y que siempre estarían conmigo dispuestos a ayudarme. Sin asumir una actitud sobreprotectora tomaron medidas de inmediato:me sacaron una cita para que me evaluara un cirujano maxilofacial y hablaron con el director de teatro para que fuera más cuidadoso con sus comentarios. Cuando mis compañeros de colegio me empezaron a llamar Simón, queriéndome decir bobo, les dije de manera jocosa pero firme que mi inteligencia no estaba en mi quijada sino en mi cerebro… y que precisamente el escritor de Simón el bobito, Rafael Pombo,tenía poca quijada y disimulaba ese defecto dejándose una pequeña barba. Desde ese día no volvieron a molestarme.

LA CITA

Soy una persona alegre y me gustó mucho llegar a un sitio donde las personas sonríen con amabilidad. Me hicieron seguir donde la doctora Sandra Nieto y en ella encontré una persona muy cálida y sonriente.Me hizo muchas preguntas que iba anotando en su computador, luego me realizó un examen físico y finalizó con otro examen para saber si tenía buena oclusión, es decir, si los dientes encajaban correctamente. Me aclaró que antes de tener un diagnóstico era necesario que me hiciera unas radiografías de perfil, de frente, una panorámica y estudios para analizar mis medidas, ángulos y oclusión. Realicé los exámenes lo más pronto posible y tan pronto tuve los resultados solicité una segunda cita para que la doctora me diera su diagnóstico y determinara el tratamiento a seguir. Regresé a mi segunda cita y comprobé que el trato siempre es de primera. Le entregué los exámenes a la doctora, los evaluó cuidadosamente y me dio su diagnóstico: tienes retrognatismo, tu mandíbula se posicionó hacia atrás y tu Maxilar superior se ve hacia adelante.

-Retro qué? Le pregunté.

El retrognatismo es una insuficiencia del hueso de la mandíbula que genera una mandíbula pequeña que no se proyecta. Cuando te miras de perfil al espejo, te das cuenta que no se te ve mandíbula. Más allá de la parte estética, se te pueden presentar problemas delicados porque tienes mala oclusión, es decir, los dientes superiores e inferiores no tienen contacto para masticar y muchas veces llegan a afectar la manera de comer, hablar o dormir. En estos casos es necesaria una cirugía ortognática para darle un marco a la barbilla y lograr que la oclusión sea normal. Cuando esta deficiencia se diagnostica en niños, se puede corregir mediante ortodoncia evitando una futura cirugía ortognática, que es la cirugía del maxilar y de la mandíbula, pero este no es tu caso porque a los 10 años se completa el desarrollo maxilar superior en los niños. En la medida que trascurría la cita y escuchaba hablar a la doctora Sandra entendí que no se puede evitar admirarla, respetarla e incluso cobrarle afecto. Me decía: estás muy joven, estamos a tiempo para solucionar este problema. Con el tiempo tu aspecto será triste y como no vas a poder cerrar los labios se verán tensos y con todo esto se puede llegar a dañar tu estima. En plástica, imagen y juventud contamos con los especialistas idóneos que tratarán tu caso con profesionalismo.

Doctora y ¿por qué se presenta este problema?

En el 80% de los casos ocurre por herencia familiar y en el otro 20 por chupar dedo, por los chupos de entretención o porque respiran por la boca.


EL TRATAMIENTO A SEGUIR

Como tienes una mandíbula pequeña es necesario que te hagamos una intervención quirúrgica para moverla hacia adelante. Te realizaremos una cirugía ortognatica,pero es necesario que hagamos un tratamiento de ortodoncia previo y posterior a la cirugía. La ortodoncista te va a corregir la mala posición de tus dientes que les impiden tocarse de manera adecuada. Se van a descompensar tus dientes y es posible que durante este tiempo te veas con la mandíbula más atrás. Esta etapa dura de 12 a 18 meses, dependiendo de tu constancia, cuidados y de la manera como evoluciones. Cuando el ortodoncista vea que estás listo para la intervención te remite nuevamente a mí, que soy tu cirujana maxilofacial, haremos nuevos exámenes y estaremos listos para la cirugía.

¿En qué consiste la cirugía?

Realizaremos unos cortes en el hueso de tu mandíbula para colocarte una férula,de esta manera, podré llevar tus dientes y mandíbula a la posición correcta y fijarla, después saldrás de la cirugía con tu boca abierta. Con esta cirugía mejorará tu perfil y la posición de tus dientes. Hay situaciones en las cuales hay deficiencia de mentón y es necesario hacer un injerto de hueso. Estarás incapacitado dos semanas durante las cuales debes consumir una alimentación líquida y blanda. Tendrás controles conmigo para ver tu evolución y ver si tu oclusión está correcta. Si la oclusión no va bien, te colocaré unas bandas elásticas para guiarla. Dos a tres meses después de la cirugía debes reiniciar tu tratamiento de ortodoncia para que el especialista te ajuste la oclusión. Cuando se te rerire la ortodoncia , en las noches deberás utilizar unos retenedores para que mantengas la posición de tus dientes. Te recuerdo que gran parte de la cirugía depende de los cuidados que tengas durante el posoperatorio. Te hago este énfasis porque los hombres tienden a ser menos cuidadosos… Yo cuento con mi familia y sé que estarán presentes en mis cuidados y recuperación. Ellos son, han sido y serán mi mejor medicina.

Gracias