Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

Información para nuestros pacientes Cirugía Maxilofacial y Ortognática

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

La cirugía ortognática consiste en líneas generales en la realización de procedimientos quirúrgicos, con el fin de transformar las estructuras maxilares, cuando estas presentan problemas como deformaciones, de tamaño y posición. Otra causa frecuente para cirugía ortognática es la mala alineación de las arcadas dentarias, que pueden ser causa de alteraciones en la masticación, en la forma de hablar y de respirar, factores que inciden directamente en la apariencia del rostro.




CASOS MAXILOFACIAL / RINOPLASTIA
CASOS RINOPLASTIA



Para la realización de su cirugía ortognática le recomendamos tener en cuenta los siguientes factores:

Motivación y confianza
* Al tomar la decisión de practicarse una cirugía lo primero que debe tener es confianza en su médico, ya que está colocando en manos del cirujano su integridad, y por lo tanto tener en cuenta sólo la inversión que va a realizar, es un grave error.
* Cada cirugía debe cumplir con condiciones óptimas que no permitan poner en riesgo al paciente. Su médico lo deberá respaldar para alcanzar los resultados que usted espera y contar con un equipo que le asista en cada fase de la cirugía y su recuperación.


Los Pacientes de Cirugía Ortognática Edades:
La mejor etapa para realizar esta cirugía es la pre-adolescencia, pues es principalmente practicada a niños con problemas congénitos o por traumas. Para los niños con distorsión severa del crecimiento, hacer seguimiento del crecimiento es una mejor opción que la cirugía, ya que la cirugía-ortodoncia, no es muy usual antes que termine el pico de crecimiento en la adolescencia, pero no quiere decir que no se pueda hacer hasta terminar completamente el crecimiento, esto en los casos de gran crecimiento mandibular. Cuando se presenta crecimiento mandibular o maxilar deficiente, no es necesario esperar hasta los 18-20 años de edad para la intervención. La cirugía ortognática puede realizarse en diferentes etapas de la vida, de hecho, la mayoría de estas operaciones se realizan en pacientes de entre 18 y 60 años. Sin embargo, es necesario evaluar los huesos por medio de un carpograma, que es una radiografía que determina la edad de crecimiento de la estructura ósea, basados en ella podremos comenzar con la ortodoncia y proyectar así la cirugía. La buena planeación de estas fases, disminuirá la posibilidad de que vuelva a sentir dolor.

Pacientes:
Algunas personas desconocen o tienen la falsa creencia de que la cirugía maxilofacial es sólo para quienes padecen graves deformidades, pero la verdad, es que son muchas las personas que se pueden beneficiar con el tratamiento, pues hay anomalías menores que también alteran funcional o estéticamente al paciente. Frecuentemente, los adultos tienen problemas más complejos que los más chicos y en esos casos, es posible que sean orientados hacia un tratamiento con especialistas en periodoncia, endodoncia, etc.

cirugía maxilofacial

La primera consulta

Debe tener en cuenta que la planeación de su cirugía es lo más importante, los especialistas deben estar perfectamente facultados para despejar todas las dudas a fin de que exista confianza y seguridad, ya que se trata de un tratamiento que requiere tiempo.

a. Toma de registros: En la primera consulta se tomarán radiografías que servirán para que el ortodoncista y el cirujano pueda identificar el problema y la forma en que se abordará.

* Radiografía cefalométrica:

Se toma de forma lateral y sirve para analizar los dientes, en relación a las medidas estandarizadas o ideales para cada paciente. La imagen computarizada permite planear los desplazamientos óseos y los cambios en tejidos blandos, que una vez analizados en conjunto con las fotografías, se podrán pre-visualizar los resultados finales.

* Radiografía panorámica:

Esta panorámica nos permitirá conocer todos los dientes así como ambos maxilares. Ella nos arrogará datos importantes como el número de dientes, si tiene dientes supernumerarios, las terceras molares o si hacen falta.

* Articulación temporomandibular:

La tomografía de la articulación temporomandibular, nos permitirá ver si en el cóndilo o bisagra de la mandíbula tiene alguna anormalidad y cuál es su ángulo de apertura.
Ver más información >>


* Modelos dentales:

Estos modelos nos permitirán adelantar estudios de los problemas dentales y proyectar los movimientos mandibulares.

* Fotografías:
El uso de fotografías y gráficas computarizadas facilitan la interacción entre médico-paciente, esto nos permitirá planificar el tipo de tratamiento que cada paciente necesita y los resultados que persigue. Se hacen tomas faciales frontales, de perfil, y de los dientes, que nos servirán para tener un manejo mucho más detallado en el tratamiento.

Segunda consulta:
Lo mejor que podemos ofrecer a nuestros pacientes es la posibilidad de elegir el tratamiento con el que se sienta a gusto, es nuestro deber informarle todas las opciones de tratamiento, por esto sugerimos hacer una lista de preguntas para esta cita sobre: sus problemas, motivaciones, necesidades, los planes que proyecta, los análisis, lo que espera del tratamiento, y todas aquellas dudas que por pequeñas que parezcan, deben ser resueltas, para que se sienta seguro de su tratamiento y su médico.

En esta fase, por medio de las imágenes digitales se ilustrarán los cambios aproximados que se pueden conseguir, para lograr esto, se modifica una fotografía y se discute con el paciente las alternativas del tratamiento. Este diagnóstico nos servirá también al final del tratamiento para ver su evolución.

Inicio del tratamiento quirúrgico
a. Los brackets. Son necesarios para preparar al paciente para la cirugía, con ellos se logra:
* Corregir el apiñamiento de los dientes.

* Alinear los incisivos dentro del hueso basal.
* Reordenar los dientes para que estos encajen después de realizada la cirugía.

b. Tiempos de la ortodoncia: Los periodos de tratamiento se encuentran entre los 6 y 18 meses. Durante este tiempo se tomarán impresiones con el objetivo de evaluar el progreso en el alineamiento de los dientes, que a su vez son una guía para el cirujano. Al terminar esta etapa, los estudios pre-quirúrgicos y el paciente ya se encuentran listos para la cirugía.

Preparación para la cirugía

a. Fase del pre-quirúrgico:
Luego de la ortodoncia, el cirujano hará unas férulas de mordida que nos ayudarán a lograr la oclusión que se espera con la operación. En ocasiones habrá necesidad de extraer cordales, por esta razón el tratamiento tomará 6 meses más, ya que no se podrá intervenir hasta que no tenga una perfecta cicatrización y fijación.

b. Recomendaciones para antes de la cirugía: Antes de la cirugía son necesarios exámenes de sangre, análisis y valoración pre-anestésica, para determinar su estado de salud general. Posteriormente, el ortodoncista le colocará los arcos de ortodoncia y los ganchos que van fijados a estos, los cuales serán indispensables en la cirugía. Le recomendamos espacialmente, que trate de alimentarse lo mejor posible, ya que después de su cirugía tendrá algunas dificultades para hacerlo y esto le hará perder algo de peso.