Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

Injertos óseos

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Propósito de los injertos óseos


El propósito de los injertos óseos es reconstruir los defectos que se presenten en la cresta alveolar de maxilares originados por traumas, tumores, defectos congénitos o enfermedades periodontales (hueso que soporta los dientes).

Cuando hay tiempo prolongado sin rehabilitación después de perder un diente, el hueso de soporte de este diente faltante se va disminuyendo.

El utilizar prótesis dentales removibles generan presión sobre la región en la cual no hay dientes y puede acelerar este proceso de reabsorción.
Al no existir hueso suficiente, el proceso de colocación de implantes para una posterior rehabilitación de la función y estética dental se hace mas complicado.
A nivel del maxilar superior existen cavidades en las cuales se realiza el recambio de aire, se llaman senos maxilares, en muchas oportunidades el espacio que tenemos para colocar los implantes sin entrar en este espacio es muy corta, por lo cual es necesario realiza un procedimiento llamado elevación de piso de seno maxilar, para este procedimiento es necesario injertar hueso.

Foto de injerto óseo

Existen varios tipos de injerto :


1. Injerto de hueso Autogeno: es cuando el hueso que vamos a utilizar es tomado del mismo paciente.
2. Aloinjerto: Cuando el injerto es de hueso humano pero proviene de un banco de hueso.
3. Xenoinjerto : Este es hueso que proviene de bovino o porcino.
4. Aloplastico: Es un material sintético, no proviene de origen humano o animal.

La función del injerto después de colocado es inducir la producción de hueso, para de esta manera después de 3 o 4 meses aproximadamente poder proceder a la colocación del implante dental.

Duración:

Depende de la cantidad de hueso que se necesite colocar y si se van a colocar implantes simultáneamente de 1 hora a 1:30 minutos

Incapacidad:

Máximo dos días, en ocasiones es no es necesaria, depende de cada paciente.

Tiempo de recuperación:

De 3 a 5 días, en el caso que sea necesario osteointegración para la colocación del implante, este se podrá colocar de 3 a 4 meses después de realizado el injerto.


¿Qué son los injertos óseos?


Los injertos óseos faciales facilitan la reconstrucción de los maxilares cuando hay una deformidad. La pérdida de hueso es reemplazada por los injertos al rellenar el defecto.

Uno de los usos de los injertos es el cierre de las comunicaciones entre la nariz y la boca (fístula oro-nasal). Estos defectos pueden ser el producto de traumas, cirugías previas o infecciones. El injerto óseo obliterará la brecha y brindará soporte a los tejidos blandos para lograr el cierre de la comunicación.

Foto Caso Injerto Óseo


La Dra. Sandra Nieto González realiza una cirugía para colocar hueso nuevo en los espacios ubicados alrededor de un hueso roto o donde hay defectos óseos.

Los defectos óseos son perdidas segmentarías de hueso, posiblemente causadas por un trauma, por tumores o por infecciones.


Ilustración Injerto Óseo Ilustración Injerto Óseo Ilustración Injerto Óseo


Historia de los injertos óseos faciales


Meekren trasplantó hueso de un perro a un hombre para restaurar un defecto en el cráneo en 1809 y paso a la historia por ser uno de los pioneros de la realización de trasplantes de injerto autólogo óseo. Gracias a este descubrimiento en 1878, Macewen, trasplantó con éxito un hueso alogénico en humanos abriendo unas posibilidades reales para el tratamiento de pacientes con defectos óseos. Llegando a 1891 Bardenheur continuó los estudios y realizó un injerto de hueso autólogo a la mandíbula, entonces podemos decir que los injertos óseos faciales se inician desde el año 1800. Desde ese momento, la ciencia ha avanzado vertiginosamente aunque les reemplazos óseos, aún son un problema complejo que requiere la atención de muchos científicos alrededor del mundo.


Ventajas de los injertos óseos maxilofaciales


Ventaja injertos óseos

Los injertos óseos tienen la particularidad de inducir de manera natural el proceso de regeneración ósea, que ocurre a partir de estos 2 mecanismos básicos: Osteogénesis: Por ejemplo, cuando se trata de enfermedades congénitas (Anomalías presentes en el momento del nacimiento). Osteoinducción: Por ejemplo, cuando se trata de problemas de relleno (Defectos óseos).


Procedimiento / Técnica quirúrgica


Tratamiento Injerto Óseo Tratamiento Injerto Óseo

Procedimiento Injerto Óseo Procedimiento Injerto Óseo

El papel de los injertos óseos en la nariz


Los injertos óseos en nariz se utilizan para reconstruir la forma del puente nasal cuando esta se ha perdido por traumas o cirugías previas o cuando se requiere para mejorar la apariencia de la nariz en una cirugía cosmética. En algunas situaciones se utilizan para reconstruir el piso nasal y dar continuidad al reborde óseo (apertura piriforme).

Ilustración Injerto Óseo



Algunos tipos de injertos óseos faciales recomendados:



Autólogos: Estos injertos son tomados del mismo paciente.
Aloinjertos: A diferencia de los autólogos, estos injertos son tomados de otros individuos de la misma especie pero de diferentes genotipos, se obtiene de cadáveres, se almacenan y procesan en bancos.



Los injertos óseos faciales facilitan la reconstrucción de los maxilares cuando hay una deformidad.
La perdida de hueso es reemplazada por los injertos al rellenar el defecto.



Recomendaciones antes y después en injértos óseos



  • Si el paciente tiene algún tipo de compromiso sistémico, debe estar controlado y tomando la respectiva medicación indicada por su médico, no es necesario suspender ningún medicamento a menos que sea aspirina o algún tipo de anticoagulante, esto siempre debe realizarse bajo indicaciones del medico tratante.

  • Es indispensable una estricta higiene oral antes y después del procedimiento

  • En el consultorio previo al procedimiento se realizar un enjuague con Clorhexidina el cual es recomendable continuar realizándolo unos días posterior al procedimiento.

  • Las primera horas después del procedimiento consumir alimentos fríos.

  • No escupir.

  • Consumir los medicamentos in dicados en la formula entregada por su especialista.

  • Alimentación liquida a blanda según indicaciones del cirujano tratante.

  • En lo posible asistir al procedimiento con ropa cómoda.

  • Asistir acompañado.



Consultorio de la Dra. Sandra Nieto González
Consultorio Dra. Sandra Nieto


banner Injertos Óseos