Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha habido una consulta en persona con historia clínica y examen físico

¿Cómo quitar arrugas con el láser CO2?

Información Procedimiento

Los tratamientos con láser son altamente seguros hoy en día.

Los efectos pueden ser visiblemente más evidentes durante un período de aproximadamente 8 meses. Este tiempo dependerá también de las características individuales del paciente como estructura de la piel, edad, la profundidad y situación de las líneas, y el estilo de vida.

La duración de los efectos depende de diversos factores y del cuidado que el paciente otorgue a su piel.


Antes del Láser
Piel con arrugas y deterioro solar, requiere un tratamiento para la mejoría de su textura y calidad.

Arrugas Láser



Antes del Procedimiento con Láser

El láser fraccionado de co2 realiza túneles de tratamiento en la piel, que producen recambio epidérmico, reorganización del colágeno y de la elastina traduciéndose en mejoría de la calidad de la piel, disminución de las manchas y de algunas arrugas superficiales.


Arrugas Láser Arrugas Láser

Arrugas Láser Arrugas Láser

A las pocas horas del tratamiento con láser de co2 fraccionado, comienza a sanar la piel y a mejorar sus características.

Arrugas Láser Arrugas Láser

8 días después del Láser

Después del tratamiento, la piel ha mejorado en su calidad, disminuido las manchas y pigmentaciones producidas por la edad y la exposición al sol y muchas de las arrugas superficiales.

Arrugas Láser

15 días después del Láser

Arrugas Láser
Procedimiento Profundo

El colágeno es el esqueleto sobre el cual se soporta la estructura de la piel, y que le proporciona su fuerza y elasticidad. Con el paso de los años esta estructura sufre cambios bioquímicos dando lugar a la formación de arrugas, manchas, resequedad de la piel, pérdida de elasticidad y envejecimiento.

Los tratamientos láser actúan sobre las zonas deterioradas estimulando la producción del colágeno profundo y reafirmando las fibras elásticas de la dermis profunda. La formación de nuevo colágeno repercute en la superficie cutánea produciendo una apariencia más lozana y joven.






Algunas recomendaciones en el tratamiento con láser

  • Las mujeres pueden camuflar el enrojecimiento de la piel con maquillaje.
  • Es fundamental la aplicación de cremas hidratantes hipoalergénicas y libres de alcohol durante los primeros días.
  • Es importante evitar cremas que tengan sustancias irritantes para la piel como el ácido retinóico que pueden enlentecer la salud de la piel.
  • Es importante dormir con la cabeza levantada y no apoyar el área tratada en la almohada para evitar el aumento de la inflamación los primeros dos días.
  • Se puede aplicar compresas frías para disminuir la incomodidad y la inflamación.
  • Es fundamental evitar la exposición al sol directa durante la fase de sanado y usar protector solar mayor de 30 por lo menos 4 veces al día.


Sentir dolor o disconfort después del tratamiento

Se puede sentir calor en el área tratada una hora después del tratamiento, después una sensación similar a picazón. Las cremas hidratantes y la aplicación de aire con un ventilador pueden mejorar la mayoría de la incomodidad.


¿Cuántas sesiones son necesarias?

Tratamientos láser

La mayoría de los pacientes notarán una mejoría muy importante después del primer tratamiento.

En algunos casos puede ser necesaria la realización de otra sesión dos meses después de la primera para conseguir mejores resultados.

Usted notará la mejoría de la piel desde los primeros días, después del procedimiento y la mejoría completa después de los tres meses o hasta los seis meses.


¿Para quiénes no está diseñado este tratamiento?

  • Pacientes que tengan algún tipo de hipersensibilidad a la luz en la piel.
  • Pacientes con lesiones herpéticas activas, infecciones en la piel o impétigo.
  • Pacientes en embarazo.

    ¿Qué profesional debe realizar este tratamiento?
    Debe ser un médico con experiencia en el uso de láser.


El láser en el rejuvenecimiento facial

Hasta los 30 años la piel conserva la capacidad de recuperarse de los daños que producen la contaminación, el sol y la falta de cuidados. Con el paso de las décadas este mecanismo de reparación se vuelve menos efectivo, dando paso a las arrugas, las manchas y a los cambios en la textura de la piel. “El bronceado es una respuesta de la piel para protegerse de los rayos del sol.

La clave para prevenir los cambios prematuros de la piel es protegerla de los rayos ultravioletas, que son nocivos. La piel debe limpiarse, humectarse y, ante todo, cuidarse con un protector solar que tenga un factor mínimo de 15, independiente del clima en que se encuentre”.

LA RENOVACIÓN DEL ÁGUILA

Hay historias que nos impactan, nos invitan a reflexionar y cambian nuestra vida. Esto ocurrió cuando conocí la historia del águila, cuya capacidad y valentía para renovarme me enseñó que a pesar de las espinas, la acción es la única que opaca a la resignación. Lo primero que me sorprendió fue saber que el águila vive 70 años, el mismo promedio de vida que tenemos muchos humanos.

Durante su juventud, el águila tiene una figura imponente, su vuelo es majestuoso y pocas aves la igualan en su habilidad para capturar su presa, pero su juventud se va y cuando cumple 40 años su vida comienza a complicarse. Sus uñas, que eran curvas y resistentes, se han desgastado y ya no puede agarrar bien a su “alimento”; su pico, está muy curvo y ya no tiene el mismo agarre.

Sus plumas se han tornado gruesas y pesadas y por esta razón, su vuelo ya no es el mismo, su vida ya no es la misma, y como es cuestión de supervivencia solo tiene dos alternativas: morir o vivir un doloroso proceso de renovación que puede durar 150 días. Con valentía decide renovarse y se va a buscar un refugio en lo más alto de una montaña; allí debe encontrar un espacio para hacer un nido, donde no sea necesario que vuele y, lo más importante es que tenga cerca una pared. Vuela y vuela hasta que encuentra el sitio donde se va a resguardar en soledad para comenzar su proceso de renovación, que será muy doloroso y debe vivirlo sola. Ubicada en su nido empieza de inmediato a golpear su pico contra la pared.

Una, dos, tal vez cien veces hasta que se lo arranca. Con mucha paciencia y soportando el dolor, espera hasta que le nace de nuevo. El nuevo pico es fuerte, como el que tenía en su juventud y debía esperar que creciera para poder continuar. Ahora, debe arrancar sus uñas, una a una, con su pico nuevo.

Tal vez enfocada en los resultados resiste el dolor y, sin ser consciente de ello, está cultivando las valiosas virtudes de la fortaleza y la paciencia. Más allá del dolor está la seguridad de que con sus uñas nuevas no volverá a soltar sus presas, no volverá a pasar hambre… Cuando sus garras se renuevan, es hora de dar el tercer y último paso sabiendo que ese dolor será su medicina. Comienza a quitar una a una sus viejas y pesadas plumas para esperar a que salgan las nuevas, con las cuales renacerá y volverá a irrumpir en el cielo con la majestuosidad del pasado, cuando volaba como si el mundo le perteneciera. Después de pasar esta dura prueba de coraje, dolor, sangre y valentía, que duró cinco meses, sale victoriosa a su vuelo de renovación, con el cual inicia una nueva etapa, consciente de que su proceso de envejecimiento continúa, pero aprovechará al máximo sus 40 años de experiencia para disfrutar al máximo, los 30 que le quedan.

¿ERES CANDIDATO PARA UN CAMBIO?

Leonardo Da Vinci, gran observador, decía que: “La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender” y es absolutamente cierto porque ese ejemplo de renovación del águila me permitió reflexionar sobre la importancia de darme una segunda oportunidad para detener el proceso de envejecimiento sabiendo que el tiempo implacable sigue su caminar. Mi alma permanecía joven pero mi rostro no. Mis expectativas eran realistas, no quiero parecer como una adolescente porque ya no lo soy. Quiero una oportunidad de verme linda y de retroceder unos años. Hablé con mi amiga Caro, que se hizo una ritidoplastia y me encantó como se ve. Me hizo énfasis en que su cirujano, el doctor Jorge Espinosa, se ha preparado de manera idónea y está catalogado como uno de los 100 mejores cirujanos del mundo. Su lema es: “Si el resultado no luce natural, no se ve bien”, para lo cual pone a disposición de sus pacientes sus conocimientos científicos y los avances tecnológicos para obtener óptimos resultados. Además, cuando fui a la consulta me encontré con un doctor cordial que me recibió con una gentileza exquisita y entendí que la gentileza unida a la inteligencia hace que irremediablemente tengas una cita cordial y una cirugía exitosa. Cuando le pregunté si sería candidata para una ritidoplastia, me dijo que me haría unas preguntas para que yo misma supiera si era candidata y me preguntó:

- ¿Tienes entre 30 y 80 años? - ¿Tienes buena salud? - ¿Deseas que tu rostro se vea más firme, sin excesos de grasa y piel colgando? ¿Ves en tu cuello bandas colgantes? - ¿Te consideras emocionalmente estable? - ¿Por qué quieres realizarte la cirugía? ¿Qué expectativas tienes? ¿Son reales? - ¿Crees que la cirugía detiene el tiempo de envejecimiento? - ¿Eres hipertensa? ¿Tomas aspirina? O ¿Consumes vitamina e? - ¿Fumas? ¿Ingieres alcohol con mucha frecuencia? - ¿Tienes diabetes? - ¿Tienes de dos a tres semanas para el postoperatorio? - Aunque son escasas las complicaciones ¿Sabes que la cirugía tiene riesgos? - ¿Sabes que el estiramiento facial puede reunir varias intervenciones en una?

Al terminar el cuestionario y ver que era una excelente candidata recordé que yo hablaba del derecho a envejecer dignamente y decía que nunca me haría una cirugía, pero después de ver el ejemplo del águila entendí el gran parecido que tenemos con el águila cuando cumplimos 40 años.

No estamos viejos pero la juventud comienza a escaparse y es entonces cuando debemos resguardarnos y como el águila iniciar un proceso de reflexión, de análisis y renovación en el cual nos preguntamos: ¿debo renovarme? ¿por qué debo renovarme? y entonces comprendemos que para iniciar un nuevo vuelo es necesario romper con el pasado, con las ataduras y costumbres que nos impidieron volar tan alto como queríamos. Todos somos candidatos a una verdadera renovación que debe nacer en el corazón para que se irradie en nuestro nuevo rostro.

Caso Real
Arrugas Láser


Dr. Jorge Alberto Espinosa Reyes - Sociedades Miembros