Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

La ritidoplastia restaura la apariencia de juventud

¿Qué quiere saber sobre Lifting Facial?

Con esta cirugía ambulatoria los pacientes mayores de 50 años tienen la posibilidad de rejuvenecer entre 7 y 15. Corrige los músculos faciales, tensa la piel, retira excesos y da al rostro y al cuello mayor firmeza y lozanía.



El paso natural del tiempo,la exposición al sol, el estrés y las regulares contracciones de los músculos de expresión facial suelen afectar los delicados tejidos de cara y cuello. Las bolsas alrededor de los ojos, la disminución de la elasticidad, la pérdida del tono muscular y el cambio en la contextura de los huesos, con el transcurso de los años son factores causantes del descolgamiento y la redundancia de la piel de la papada y de la deformación del contorno de la mandíbula.

Sin embargo, las personas mayores de 50 años o las que muestran signos de envejecimiento prematuro tienen hoy la posibilidad de rejuvenecer entre 7 y 15 años, y parecer siempre como si tuvieran diez años menos que los que cuentan.

No es un milagro, es la ritidoplastia, una técnica de cirugía facial que incluye todos los procedimientos necesarios para corregir los músculos faciales, tensar la piel, retirar excesos y dar al rostro y al cuello mayor firmeza y lozanía. “Es un procedimiento ambulatorio –afirma el médico Jorge Alberto Espinosa Reyes, Cirujano Plástico Facial, Otorrinolaringólogo que puede reunir varias intervenciones en una y que requiere de un detallado estudio de los rasgos faciales del paciente para determinar el tipo de técnica que mejor se ajusta a sus necesidades y características particulares”. La cirugía de rejuvenecimiento facial mitiga sustancialmente la imagen de cansancio y mejora el aspecto general del rostro proporcionando un aspecto más juvenil y vital. Sin embargo, un óptimo resultado depende de las características de la piel, de los músculos, de la estructura ósea del paciente y de su grado de envejecimiento. La mejoría en la apariencia puede realizarse por medio de una serie de pequeñas cirugías planeadas o una sola cirugía mayor. En las consultas previas, el cirujano plástico facial, Espinosa Reyes, mediante un programa especializado de computación ayuda al paciente a puntualizar los cambios que desea, con los que éste se puede dar una mejor idea de los resultados.

Generalmente esta técnica va acompañada de otros procedimientos como la elevación endoscópica de cejas, la corrección de párpados superiores e inferiores, el levantamiento de mejillas, la definición del contorno mandibular y el tratamiento de la piel del cuello para lograr mejores resultados. En consulta, el cirujano determinará los procedimientos que más se adecuan a las necesidades de cada paciente.

En una ritidoplastia el objetivo es lograr un muy buen resultado evitando dejar cicatrices expuestas. La cirugía de rejuvenecimiento facial se realiza actualmente a través de incisiones muy pequeñas que quedan ocultas en pliegues naturales de la piel del rostro, del pabellón del oído o en sitios ocultos por el cabello.

Las últimas tecnologías, como el uso de endoscopios y láser, permiten que estas heridas menores cicatricen de manera muy poco visible a los ojos de los demás. La cicatrización suele ser muy buena en las áreas de las incisiones y las huellas se atenúan con el tiempo.

El médico Jorge Espinosa Reyes mantiene el concepto de la naturalidad: “Si el resultado no luce natural, no se ve bien”, dice. Si bien mediante la ritidoplastia se hace un estiramiento facial, éste se realiza de tal forma que la elasticidad propia de la piel se conserva.

El tiempo de recuperación varía entre cada paciente. Generalmente es rápida y se retorna a las labores habituales después de una a dos semanas de absoluto descanso, una dieta normal y beber bastante líquido.