Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

Cuello

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

El cuello se renueva

El procedimiento varía de acuerdo con las características de cada paciente, por lo que es necesario evaluar con precisión.

La cervicoplastia es la técnica que sirve para mejorar el ángulo del cuello, redefinir el contorno mandibular y recuperar el aspecto juvenil. El procedimiento varía de acuerdo con las características de cada paciente, por lo que es necesario evaluar con precisión las particularidades del rostro y diseñar un tratamiento específico. dependiendo de la edad, calidad de la piel, grado de flacidez y ubicación de las arrugas. En este punto es importante contar con un análisi fotográfico para determinar el tipo de incisiones requeridas, y la reacomodación de la piel. La corrección de la línea del cuello tiene en cuenta todas las capas musculares y el tejido graso, con el fin de mantener la naturalidad del rostro y proteger la delicada estructura de àrea.

La grasa bajo el mentón se retira mediante un pequeño corte, practicando en el surco submentoniano, a través del cual se aspira el exceso y se templan los músculos. En algunas ocasiones esto no es suficiente, lo que hace necesario trabajar, por la mismo incisión, el músculo platista, que se extiende por el borde inferior de la mandíbula y es fundamental en la apariencia tanto de la cara como del cuello. Este procedimiento se llama plicatura del platisma y consiste en saturar sus bordes para recuperar su tono y finción. Mediante esta técnica y gracias a la cirugía endoscópica se consigue un resultado altamente satisfactorio y mínimamente invasivo.