Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

¿Qué es y qué pretende la cirugía plástica facial?

El cirujano plástico facial debe tener un completo conocimiento de la anatomía, patología y fisiología del área de su especialidad. Debe comprender la reacción de los tejidos y la importancia de preservar las estructuras básicas, el mantenimiento de la irrigación sanguínea, la prevención de las hemorragias y la infección, el cierre de heridas sin tensión y la protección de las heridas bajo vendajes adecuados. La búsqueda de la naturalidad rige los procedimientos:

“Si el resultado no luce natural, no se ve bien.” La seguridad y bienestar del paciente prima sobre cualquier otro factor.




El Paciente
La honestidad es la base y punto de partida de nuestro trabajo. El respeto a la vida, la integridad física y la preservación de la salud se constituyen en deberes esenciales del médico cirujano plástico facial. La continua capacitación y actualización de las técnicas quirúrgicas son obligaciones fundamentales del cirujano plástico facial. El éxito de los resultados depende de la comunicación entre el facultativo y el paciente. Para supervisar adecuadamente la recuperación del postoperatorio, el Dr. Jorge Alberto Espinosa Reyes acostumbra observar muy de cerca la evolución del paciente y guiarle en el tratamiento que optimice su mejoría.

Experiencia y naturaleza del paciente
Los factores anteriormente mencionados están bajo el control del cirujano gracias a su habilidad y experiencia en el manejo de las técnicas quirúrgicas y la medicación. Cada caso es absolutamente distinto y debe ser manejado bajo sus particulares circunstancias. La respuesta del paciente frente al tratamiento depende de la reacción propia del cuerpo al mismo y el seguimiento estricto de las indicaciones médicas.


Cicatrices
La cirugía que trata de mejorar la piel laxa o las arrugas necesariamente deja cicatrices. A pesar de lo que usted haya escuchado a este respecto, todas las cicatrices quirúrgicas son permanentes y no pueden ser borradas completamente. No obstante, pueden minimizarse o hacerse poco visibles. El cirujano plástico facial busca localizar y camuflar las cicatrices dentro de los pliegues naturales del rostro, donde pueden hacerse menos visibles y se pueden ocultar por medio del corte de cabello o el maquillaje. La eliminación completa de las cicatrices es imposible ya que éste es el proceso natural de cicatrización que elabora el cuerpo. Ver más sobre cicatrices AQUI

La cirugía plástica no es de carácter menor

La cirugía plástica facial debe considerarse como un conjunto de procedimientos mayores que planeados eficazmente resultan en beneficios sustanciales para el paciente.

Estudio visual
El cirujano plástico facial requiere obligadamente de un estudio fotográfico que le permita planear detalladamente el procedimiento. Estas imágenes le son de gran ayuda tanto durante la intervención, así como para material de estudio y análisis.

Competencia médica
Como regla general el cirujano plástico facial competente debe pertenecer a la Sociedad Colombiana De Cirugía Plástica Facial y poseer una considerable experiencia en el campo de la medicina y la cirugía. No dude en preguntar a su cirujano por sus calificaciones y credenciales, cualquier cirujano ético estará dispuesto a suministrar este material de inmediato. El Dr. Jorge Alberto Espinosa Reyes sólo trabaja con profesionales en la salud, materiales y técnicas de la más alta calidad.

Los orígenes de la Cirugía Plástica Facial

La cirugía plástica facial es una especialidad de la medicina cuyos orígenes se remontan a la época del antiguo imperio egipcio y que surgió como alternativa para quienes habían sufrido graves traumas faciales, principalmente en los enfrentamientos bélicos, aunque también se utilizaba para la reconstrucción de defectos faciales o deformaciones congénitas.

Sus inicios fueron no siempre muy afortunados e incluso su práctica fue prohibida, pues se creía que lo hecho por Dios no podía ser modificado.



El Renacimiento y el avance de la ciencia permitieron el desarrollo de trabajos destinados a la reconstrucción nasal principalmente en Italia. Ya en el siglo XIX y gracias al desarrollo de técnicas anestésicas, la práctica de la cirugía facial se hizo más segura y se desplegó ampliamente como una respuesta médica a las heridas sufridas en combate, aunque todavía no florecía como una rama especializada de la medicina. 

Después de la I y la II Guerra Mundial se consolidó el desarrollo de la cirugía plástica facial al reconocerse su importancia en la reconstrucción facial de los heridos en guerra, hasta entonces sólo orientada a la reparación de las áreas nasal y mandibular, cuyos especialistas eran realmente muy pocos. La práctica quirúrgica demostró que además de cubrir estas necesidades urgentes también era posible mejorar el aspecto de los pacientes. Los adelantos en el manejo de la anestesia quirúrgica favorecieron el perfeccionamiento y desarrollo de nuevas y audaces técnicas que buscaban responder no sólo a los requerimientos en reconstrucción facial sino, además, llenar las expectativas estéticas de la época moderna. 

Hoy en día, la cirugía facial es considerada como una especialidad de la medicina que exige gran preparación, práctica y actualización. La cirugía plástica facial se preocupa cada vez más por brindar al paciente apoyo humano, mejores alternativas técnicas, y alta calidad. 

Su objetivo apunta a respaldar al paciente y mejorar su calidad de vida mediante el impulso de la excelencia en la práctica quirúrgica y la investigación, salvaguardando primordialmente la integridad del paciente y fomentando el ejercicio de la ética en la profesión. Por favor entienda que el propósito de esta sección es exclusivamente darle la información y conocimiento para facilitar su decisión. Ninguna parte debe ser considerada como una garantía de un resultado quirúrgico ya que esto sería una práctica anti ética para un cirujano responsable.

El objetivo de la cirugía cosmética es hacer que usted se vea tan bien como sea posible. La cirugía no puede conseguir más que esto. Si usted está esperando una transformación milagrosa es muy probable que se vea decepcionado.