¿Qué es el BOTOX® / Toxina Botulínica Tipo A?

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Botox y rellenos faciales mujer
Botox y rellenos faciales hombre


El Botox® (Toxina Botulínica Tipo A) es un medicamento (una proteína purificada) que bloquea por unos pocos meses la estimulación de los músculos por parte de los nervios atenuando de esta manera las arrugas en el área tratada.


Ilustración mostrando las áreas de aplicación del botox y/o rellenos

Áreas de Aplicación Botox® y Rellenos

Si el Botox® se aplica continuamente cada 3 o 4 meses las arrugas más profundas se desvanecen. El Botox® se usa principalmente alrededor de los ojos, en las líneas de ceño y de la frente para hacer que usted se vea mejor y más joven.



También puede ser usado en la parte inferior de la cara en casos escogidos. Algunas veces el Botox® se confunde con otros tipos de procedimientos de consultorio como los rellenos faciales que se emplean para aumentar el grosor de los labios, para mejorar la línea de la sonrisa o para restaurar el volumen facial perdido. Sin embargo el Botox® no llena arrugas ni aumenta los tejidos blandos.

El uso de Botox® a largo plazo (después de varios tratamientos) puede eliminar lo que de otra manera serian signos permanentes del envejecimiento e incluso esta mejoría puede persistir cuando el efecto del Botox® ha terminado por completo.

Esto se produce por una reeducación de la contracción de los músculos, muchas veces eliminando el hábito de fruncir el ceño. Las arrugas que son resultado de esta contracción también van a desaparecer.

Cuando se alcanza este punto, el Botox ® se vuelve menos necesario. La relación prolongada del musculo también hace que la piel sobre la arruga sane y se comienza a reparar el colágeno y la elastina haciendo que las arrugas sean menos visibles.

Es importante recalcar que el Botox® puede disminuir la apariencia de las arrugas pero no las elimina completamente con un solo un tratamiento. Por ejemplo, las arrugas profundas entre las cejas, que están presentes incluso cuando usted no frunce el ceño, mejoran un poco cuando usted estira las arrugas hacia los lados con sus dedos, pero no desaparecen completamente similar a lo que se conseguiría con la aplicación de Botox®. Con la aplicación a largo plazo del Botox ®, esta arruga puede desaparecer completamente.


Hay un estudio científico que muestra 2 gemelas idénticas de 38 años, una que uso Botox ® consistentemente durante 13 años y otra que no lo usó.

La gemela que uso el Botox ®, prácticamente no tiene arrugas, mientras que la otra tiene unas arrugas profundas Otra ventaja de la aplicación de Botox ® es que disminuye los malos hábitos de los movimientos musculares.

Muchas personas fruncen el ceño sin darse cuenta, o levantan las cejas durante todo el día generando arrugas permanentes o gestos que dan la apariencia de tristeza, cansancio y furia continua. El Botox ® puede re-entrenar su cerebro para disminuir esos malos hábitos de tal manera que después de algún tiempo usted dejara de realizar estos movimientos aun sin tener el efecto del Botox®.



Testimonio Real - Paciente BOTOX
Dr. Jorge Alberto Espinosa Reyes-Paciente BOTOX

Testimonio >> Yo tengo 60 años, me parece que el BOTOX es muy chevere porque lo deja a uno sin arruguitas, no duele y queda uno muy bonito. Yo elegí al doctor Jorge Alberto Espinosa porque me parece un médico extraordinario.


¿Para qué se usa el BOTOX®?
El Botox® se usa para conseguir una mirada más brillante y juvenil por medio de la relajación de los músculos que producen las arrugas del ceño, las patas de gallina y las arrugas horizontales de la frente. En algunos casos también se usa para elevar la ceja o cambiar su forma.



Algunas personas sienten que el BOTOX® es un muy costoso porque debe ser repetido con frecuencia, pero el BOTOX®, aunque tiene una duración relativamente corta (de 4 a 6 meses), tiene beneficios a largo plazo bastante importantes. Hay que pensar en el BOTOX® más como una inversión que como un tratamiento frívolo y temporal.

Softlift (Láser , BOTOX®, Ácido Hialurónico , Surgiderm)

¿Soy muy joven para usar Botox®?
Solamente después de hablar con su médico se puede responder adecuadamente esta pregunta. Algunas personas a los 20 años pueden tener ya arrugas que pueden ser mejoradas con el BOTOX®, hay otras personas que alrededor de los 40 años empiezan a tener arrugas que pueden ser mejoradas con el BOTOX®.




Toxina Botulínica Tipo A





La Toxina Botulínica Tipo A - es un medicamento que disminuye la movilidad muscular. Esta condición ha sido aprovechada clínicamente para tratar algunos padecimientos neurológicos.

La Toxina Botulínica Tipo A - actúa inhibiendo la producción de acetilcolina, un neurotransmisor necesario para la contracción muscular.

Desde hace algunos años se viene utilizando la toxina en el campo de la estética.

Algunos médicos que utilizaban el medicamento en el tratamiento de parálisis facial, migraña, distonías, blefaroespasmos, hiperhidrosis y estrabismo se dieron cuenta de que sus pacientes además de lograr una mejoría en su enfermedad, lucían más jóvenes.

Los repetidos casos dieron lugar al uso cosmético del medicamento, que aplicado en ciertos puntos del rostro disminuye la gesticulación exagerada y por lo tanto preserva la piel, disminuye las arrugas y desacelera el proceso natural de envejecimiento.






La Toxina Botulínica Tipo A relaja los músculos, minimizando las arrugas y surcos de la cara, para conseguir una apariencia más lozana. Se aplica en aquellas áreas en las que las arrugas de expresión son más marcadas, como frente, arrugas de pata de gallina y entre las cejas. También se utiliza para elevar el arco de la ceja, o darle forma de acuerdo al óvalo facial. La aplicación se realiza en el consultorio y después de ésta el paciente puede regresar a sus labores habituales sin impedimento alguno. Los efectos pueden tener una duración de 4 a 6 meses.

Este medicamento no sustituye la cirugía, pero en personas jóvenes tiene excelentes resultados en la preservación de la piel y la desaceleración del proceso de envejecimiento. Los cirujanos acostumbran incluir este procedimiento como parte del tratamiento después de una frontoplastia endoscópica, una ritidoplastia o una blefaroplastia, lo cual ayuda a sostener los resultados por mucho más tiempo y alcanzar beneficios sorprendentes.

Procedimiento del BOTOX® - Toxina Botulínica
Tipo A El BOTOX® se aplica en mínimas dosis sobre el músculo, generalmente en el entrecejo y sobre los músculos donde se forman las arrugas de los ojos o patas de gallo, debajo de la cola de la ceja y encima del reborde orbitario para evitar la contracción del músculo orbicular (músculo corrugador y músculo procerus).



La inyección de BOTOX® se realiza con una aguja estéril muy fina (30 gauge), previa aplicación de una crema anestésica o anestésico local en spray. Luego de unos segundos cuando la anestesia ha hecho efecto, el médico marca y delimita las zonas a tratar según la musculatura.

La inyección de BOTOX® se realiza de manera superficial, nunca profunda.
El procedimiento tiene una duración no mayor de 20 minutos con mínima o ninguna molestia. No requiere prueba de alergia. Ver mas

Usted debe saber:
Los efectos de este medicamento son temporales y duran de 4 a 6 meses.

Se considera un tratamiento seguro y eficaz aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos desde 1989.



Cada cuánto tiempo se recomienda el BOTOX®


Cuidados después de la aplicación con el BOTOX®


Por precaución no se aplica a mujeres embarazadas.
Este medicamento sólo puede ser aplicado por el médico especialista que es quien conoce la estructura muscular del rostro. Una persona inexperta podría fácilmente lesionar un nervio y afectar la expresión facial (parálisis facial, ptosis palpebral).

No se aconseja exagerar la dosis.