Dermoabrasión

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

La piel es la capa que cubre toda la extensión del cuerpo humano y protege al organismo aislándolo del medio ambiente. La piel del rostro es la más expuesta a todos los efectos del entorno y por lo tanto, la que mayor sufre y se deteriora.

En esa labor protectora las células muertas se acumulan brindando un aspecto opaco y sin vida. La dermoabrasión se ha utilizado de manera rústica desde hace mucho tiempo para renovar esa primera capa cutánea y permitir así la asimilación de nutrientes que se hace desde el exterior. Actualmente la medicina ha desarrollado técnicas de desepitelización superficial seguras, que permiten el desprendimiento de esa capa superior de células muertas a la vez que mejora y atenúa arrugas y otras marcas.



¿Qué es la dermoabrasión?
La dermoabrasión es una técnica de reconstrucción que busca la regeneración natural del tejido posterior a una forma de desepitelización. La dermoabrasión ayuda a equilibrar la capa superior de la piel mediante un método abrasivo quirúrgico controlado. El tratamiento brinda una apariencia mucho más suave y homogénea de la piel al mejorar el aspecto de algunas cicatrices superficiales, cicatrices de acné, arrugas finas, algunos tipos de tatuajes y algunas manchas de la piel.



El paciente para la dermoabrasión
La dermoabrasión es una técnica que puede ayudar a mejorar sustancialmente la apariencia de cicatrices. No obstante, el paciente debe entender que ningún tratamiento quita las cicatrices definitivamente.

Las personas que recurren a la dermoabrasión generalmente poseen lesiones o cicatrices en la piel causadas por acné, cuya apariencia les preocupa y desean mejorar. También acuden a la dermoabrasión mujeres y hombres que quieren regenerar su piel y minimizar los efectos causados por el paso del tiempo, como arrugas y manchas superficiales. El paciente ideal para la dermoabrasión es aquel que goza de buena salud y mantiene expectativas razonables.

Valoración para la dermoabrasión
En la consulta para valoración usted podrá exponer francamente lo que espera obtener con el tratamiento. Su médico realizará un examen físico de la piel para evaluar lesiones, marcas de acné, arrugas y otras características. De igual forma, se tendrán en cuenta factores como la edad y condiciones dérmicas que puedan afectar el resultado. Se establecerán el tratamiento e intensidad que requiere su caso.

Tipos de dermoabrasión
¿Qué tipos de tratamientos de dermoabrasión existen?

Existen diferentes métodos que permiten la desepitelización superficial de la piel. Dermoabrasión mecánica La dermoabrasión mecánica supone la utilización de un dispositivo de motor eléctrico con punta rotadora de partículas de diamante que elimina las capas más superficiales de la piel.

La dermoabrasión mecánica implica un tratamiento de tipo quirúrgico en el que el paciente requiere de anestesia local combinada con sedación intravenosa y en algunos casos anestesia general.

El procedimiento es por lo general ambulatorio y de duración aproximada de 1 hora. Es probable que su médico le recomiende más de una sesión para obtener mejores resultados. Posterior a la intervención el médico coloca sobre el área tratada un vendaje que le ayudará a evitar la formación de costras. En otros casos el cirujano solamente utiliza un ungüento que protege e hidrata la piel tratada. La formación de costra se considera entonces un evento esperado y la descamación de la piel se produce gradualmente.

Dermoabrasión química
La dermoabrasión química es un método utilizado para procurar una desepitelización superficial de la piel utilizando productos químicos. Mediante el uso de sustancias como el ácido retinoico y alfahidroxiácidos es posible producir una abrasión sobre la piel, mejorando así la calidad de la piel.

Dermoabrasión láser
La dermoabrasión láser utiliza generalmente láser CO2 y es útil en el mejoramiento de cicatrices y arrugas finas. La dermoabrasión es diferente de la microdermoabrasión. La microdermoabrasión es un procedimiento superficial y la dermoabrasión es un procedimiento quirúrgico profundo que se utiliza para mejorar cicatrices como las del acné y atenuar las manchas y arrugas de la piel. Ver más sobre la microdermoabrasión, clic aquí

¿Qué se puede logra con la dermoabrasión?
Con el tratamiento por dermoabrasión es posible:

* Renovar la primera capa cutánea.
* Mejorar el aspecto de cicatrices de acné.
* Estimular la formación de colágeno y elastina.
* Mejorar el aspecto de manchas.
* Mejorar sustancialmente el aspecto de arrugas finas.
* Atenuar arrugas profundas.
Activar la circulación de la piel. Permitir la absorción de tratamientos y cremas.