Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

Cuidados y recomendaciones para el postoperatorio en la reducción mamaria

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

¿Qué cuidados se deben tener en el postoperatorio de la reducción mamaria?

En la mamoplastia de reducción como en las otras cirugías de senos se presentan molestias tolerables que pueden controlarse perfectamente con el uso de analgésicos.

Reducción Mamaria Reducción Mamaria

Si el dolor en uno o en ambos senos es intenso y poco soportable debe informar inmediatamente a su médico.

Las enfermeras y/o el cirujano le indicarán la forma en que debe cuidar de los vendajes no debe cambiarlos. Deberá informar al médico si sobre la zona de la incisión quirúrgica percibe dolor, calor local, tumefacción, eritema o secreciones. El cirujano le indicarán la forma de masajear sus senos con el fin de que adopten un perfil natural.

Si se le ha recetado un medicamento de aplicación tópica debe ser muy juiciosa en su uso.

La mayoría de pacientes aceptan de buena manera la presencia de cicatrices, a cambio de recuperar el volumen normal de sus pechos.

Si bien las técnicas quirúrgicas pretenden alcanzar el ideal de mamas bien formadas y turgentes, la paciente debe entender que en una reducción mamaria la técnica se adapta a las condiciones preexistentes de la paciente y no se puede esperar la forma de copa juvenil de unas mamas virginales.

La mayoría de pacientes refieren alto grado de satisfacción con los resultados de la cirugía de reducción mamaria.

Si se dejan drenajes, generalmente se retiran después de 24-72 horas, según estime el médico conveniente.

El reposo por las siguientes 48 horas es clave en la evolución postoperatoria para evitar complicaciones como la formación de hematomas. La sensibilidad mamaria puede verse reducida en algunos casos. Esto se debe a la manipulación de algunos nervios.

El retorno de la sensibilidad es variable. Muchas pacientes reportan haber recuperado su sensibilidad después de 3 o 4 semanas siguientes a la operación, mientras otras pueden demorar meses e incluso un año.

Es muy importante utilizar el sujetador durante los 3 meses siguientes a la cirugía. Durante los días siguientes a la cirugía, algunas pacientes, no todas, pueden sentirse desanimadas. Puede deberse a la combinación de medicamentos recetados para el control del dolor postoperatorio, al estrés causado por la cirugía, a la imposibilidad de ver los resultados inmediatamente o a una mezcla de todas estas circunstancias. Esta condición se considera como una etapa posible y normal dentro del postoperatorio, la cual la paciente superará prontamente.


Importante tener en cuenta


Buena parte del éxito de toda cirugía depende del cuidado postoperatorio.
El seguimiento de las instrucciones médicas es vital para lograr los resultados que el médico y la paciente se han planteado.

La Dra. Claudia Nieto acostumbra a supervisar de manera atenta la evolución de sus pacientes. Si usted tiene alguna inquietud o presenta algún síntoma anormal, comuníquese inmediatamente con el cirujano.

La Dra. Nieto le entregará las recomendaciones por escrito para que usted y la persona que le cuidará durante el postoperatorio puedan informarse debidamente.

  • El apósito o sostén que se ha colocado luego de la cirugía debe usarse continuamente por dos semanas. No debe quitárselo.

  • Los drenajes, si los hay, se retiran a las 24-72 horas.

  • Las suturas se retiran entre 2-3 semanas.

  • Deberá guardar reposo durante las primeras 48 horas.

  • Usted recibirá medicación antibiótica con el fin de prevenir el desarrollo de cualquier infección, así como medicación analgésica para controlar las molestias postoperatorias.

  • Por favor informe inmediatamente al cirujano si desarrolla alguna molestia o intolerancia a alguno de los medicamentos prescritos.

  • Posterior a la cirugía y cuando el médico le dé de alta, usted debe dirigirse a su casa y tener una persona que le cuide durante los días de su convalecencia.

  • Se recomienda permanecer recostado en posición semirreclinada. Dos almohadas colocadas detrás de usted serán suficientes para brindarle la inclinación que necesita.

  • No deberá ingerir aspirina, ácido acetilsalicílico, ni ningún medicamento que contenga este compuesto, debido a su efecto anticoagulante. La aspirina afecta la habilidad de la sangre para coagular y pudiera aumentar la tendencia al sangrado durante la cirugía y luego de esta.

  • La aparición de morados se considera una eventualidad normal, como consecuencia de la manipulación de los tejidos. Esta condición disminuirá paulatinamente en los días siguientes a la intervención.

  • Se aconseja limitar cualquier tipo de actividad hasta durante dos semanas después de la intervención.

  • En ningún momento se debe remover el apósito o vendaje que el cirujano haya empleado luego de la cirugía.

  • Evite levantar los brazos en lo posible.
  • Al prohibirse la elevación de los brazos, será vedado también el conducir automóvil.

  • El paciente deberá abstenerse por completo de levantar objetos pesados, niños o mascotas.

  • No deberá mojarse el área tratada hasta tanto no se haya retirado el vendaje compresivo.

  • No deberá rasurar las axilas durante las dos semanas inmediatas al postoperatorio.

  • No deberá dormir en posición bocabajo durante las primeras cuatro semanas posteriores a la cirugía o durante el tiempo que le indique el médico.

  • No tome el sol directamente durante los primeros dos meses posteriores a la cirugía.

  • Al término de dos semanas el cirujano puede autorizar el regresar a su actividad normal.

  • Durante los tres meses siguientes a la operación, la paciente debe limitar sus actividades deportivas.

  • La paciente debe acudir rigurosamente a las citas de control que el médico programe para el seguimiento de su cirugía.

  • El autoexamen seguirá siendo un método de prevención en busca de masas o anomalías en los senos. Pídale a su médico o ginecólogo que le indique la forma adecuada de examinar sus senos.

  • El resultado pleno puede verse hasta después de un año.

  • Se aconseja acudir a los controles y exámenes de seno con su ginecólogo periódicamente.

  • Avise inmediatamente a su médico si el vendaje se torna muy manchado, si siente opresión en alguna de las mamas operadas, si presenta fiebre, enrojecimiento o malestar.



Reducción Senos Reducción y levantamiento senos