Mamoplastia de Reducción

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

¿Qué es la mamoplastia de reducción?
La reducción mamaria consiste básicamente en la extirpación de piel y tejido mamario con el fin de disminuir el tamaño de la mama.



Ver procedimiento / Técnica quirúrgica

Las razones por las que la paciente acude a la consulta con el cirujano plástico están relacionadas con los trastornos físicos y psicológicos que produce esta condición.


En la consulta con el cirujano usted debe manifestar lo que siente y espera de la intervención. Permítale saber a su médico la percepción que usted tiene de su busto y lo que le gustaría obtener con el tratamiento.


Algunos de ellos dependiendo de los síntomas y volumen de las mamas, son:

  • Dolor en el cuello, hombros y espalda.
  • Congestión y dolor durante el período menstrual.
  • Alteraciones posturales producidas por la costumbre de querer disimular el tamaño de las mamas.
  • Irritación de la piel o maceración del pliegue submamario. Dermatosis.
  • Dificultad para respirar.
  • Surcos profundos que traumatizan los hombros, causados por el uso del sostén o sujetador.
  • La mujer se siente incómoda para vestirse con facilidad.
  • Alejamiento social.


La Dra. Claudia Patricia Nieto González desde su especialidad como cirujana plástica, estética y reconstructiva brinda a sus pacientes apoyo y orientación en la búsqueda y toma de las decisiones acertadas en torno a su salud.

Tiene más de 15 años de experiencia en procedimientos de cirugía de la mama:  Mamoplastia de Aumento, Mamoplastia de Reducción, Pexia Mamaria, Reconstrucción Mamaria, Corrección de Mamoplastias previamente operadas e Implantes Mamarios.

En la consulta con el cirujano plástico, además de considerar detalladamente su historia clínica, el médico observará algunos factores con el objeto de estudiar  la técnica que debe realizar y que mejor se adapta a sus condiciones.


  • Tamaño de las mamas: hipertrofia ligera, moderada, gran hipertrofia, gigantomastia.
  • Peso
  • Grado de ptosis.
  • Situación del pezón.
  • Separación de los senos.
  • Volumen de las mamas.
  • Forma del tórax.
  • Calidad de la piel, si existen estrías, cicatrices, etc.
  • Si existe enfermedad mamaria benigna.
  • Abundancia y laxitud de la piel.
  • Se observa la tensión de la piel en posición de pie.
  • Se anotan las posibles diferencias perceptibles en tamaño.
  • Se tomarán medidas para la posible localización del conjunto areola pezón.
  • El cirujano calculará el grado de reducción relacionando el conjunto general de la paciente: talla, estatura y silueta.



La candidata a la reducción mamaria

La paciente que se somete a este procedimiento debe poseer buena salud, no presentar ninguna patología que impida la cirugía y tener una actitud positiva con respecto a los resultados del tratamiento.

La gran mayoría de pacientes se sienten muy satisfechas con los efectos del procedimiento de reducción.

Si bien la mayoría de cirujanos coincide en que esta operación puede aplicarse a mamas de cualquier tamaño, también es cierto que resulta menos complicado para el cirujano intervenir unas mamas de tamaño moderado que aquellas de grandes dimensiones. En las mujeres obesas la intervención requiere de un control adicional debido a esta condición.

Algunos cirujanos consideran que la reducción mamaria disminuye el riesgo de sufrir cáncer de seno, pues al reducir la estructura de las mamas se hacen menores las probabilidades de desarrollar la enfermedad durante la edad adulta.



CASOS CORRECCIÓN GINECOMASTIA

Reducción de Senos



Lactancia y reducción mamaria

En el tratamiento de reducción mamaria, a diferencia de las otras cirugías de senos, es posible mantener los conductos galactóferos que conducen la leche y los nervios de esta zona central dependiendo de la técnica que se utilice.

La lactación y el amamantamiento son factibles después de la intervención.
La sensibilidad del pezón también podría conservarse, dependiendo de la técnica que se practique.

No obstante, si la extirpación de tejido mamario ha sido excesiva existen pocas probabilidades de que la paciente pueda lactar.



Preguntas Generales

¿Cuánto tiempo voy a estar en sala de cirugía?
La cirugía de reducción mamaria se realiza bajo anestesia general con inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio.
Esto significa que la paciente permanecerá dormida durante la intervención, absolutamente tranquila, no percibirá dolor y permanecerá completamente indiferente a la cirugía.

En el capítulo titulado la anestesia usted encontrará una referencia muy completa sobre esta práctica médica, así como recomendaciones y observaciones.

¿Qué puedo esperar en el postoperatorio?

En la mamoplastia de reducción como en las otras cirugías de senos se presentan molestias tolerables que pueden controlarse perfectamente con el uso de analgésicos.

Si el dolor en uno o en ambos senos es intenso y poco soportable debe informar inmediatamente a su médico. Las enfermeras y/o el cirujano le indicarán la forma en que debe cuidar de los vendajes y como cambiarlos. Deberá informar al médico si sobre la zona de la incisión quirúrgica percibe dolor, calor local, tumefacción, eritema o secreciones. Las enfermeras y/o el cirujano le indicarán la forma de masajear sus senos con el fin de que adopten un perfil natural.

¿Es necesaria la hospitalización?
Puede o no requerir hospitalización dependiendo de las condiciones del paciente.


¿Qué es la reducción mamaria?
La reducción mamaria consiste básicamente en la extirpación de piel y tejido mamario con el fin de disminuir el tamaño de la mama.

En la consulta con el cirujano usted debe manifestar lo que siente y espera de la intervención. Permítale saber a su médico la percepción que usted tiene de su busto y lo que le gustaría obtener con el tratamiento.

Las razones por las que la paciente acude a la consulta con el cirujano plástico están relacionadas con los trastornos físicos y psicológicos que produce esta condición. Algunos de ellos dependiendo de los síntomas y volumen de las mamas, son... Ver más

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en la reducción mamaria?
La cirugía de reducción mamaria se realiza bajo anestesia general con inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio.

Esto significa que la paciente permanecerá dormida durante la intervención, absolutamente tranquila, no percibirá dolor y permanecerá completamente indiferente a la cirugía.

En el capítulo titulado la anestesia usted encontrará una referencia muy completa sobre esta práctica médica, así como recomendaciones y observaciones.

¿Qué cuidados se deben tener en el postoperatorio de la reducción mamaria?
Buena parte del éxito de toda cirugía depende del cuidado postoperatorio. El seguimiento de las instrucciones médicas es vital para lograr los resultados que el médico y la paciente se han planteado.
La Dra. Claudia Nieto acostumbra supervisar de manera atenta la evolución de sus pacientes.

Si usted tiene alguna inquietud o presenta algún síntoma anormal, comuníquese inmediatamente con el cirujano. La Dra. Nieto le entregará las recomendaciones por escrito para que usted y la persona que le cuidará durante el postoperatorio puedan informarse debidamente.. Ver más


Artículo: ¿Cómo reafirmar, aumentar o reducir sus senos y no equivocarse en el intento?

Intervenciones quirúrgicas, muchas de ellas ambulatorias, permiten hoy a las colombianas lucir senos turgentes, redondos y de tamaños ideales. Consultar un especialista idóneo, es prenda de garantía de la calidad futura de estas cirugías estéticas.

La pexia mamaria, también llamada mastopexia, es la cirugía que, se encarga de reposicionar estos tejidos, y levantarlos.
Ver Artículo