Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

Evaluación preoperatoria para la cirugía de abdominoplastia

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Consulta / Valoración

En la consulta con la Dra. Claudia Nieto usted podrá exponer su caso y manifestar lo que desea obtener con la cirugía. La doctora escuchará atenta sus requerimientos y le expondrá las probabilidades según su condición particular. Realizará una evaluación de su condición física teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Talla, peso y características físicas.

  • Calidad de la piel.

  • Defectos de la pared abdominal.

  • Exceso de tejido adiposo.

  • Situación del ombligo.

  • Si se trata de una condición localizada o general.

  • Situación de la cicatriz.

  • Presencia de cicatrices anteriores como cesáreas.

  • Presencia de estrías.


Se evaluará las características anatómicas que son diferentes tanto en hombres como mujeres, así como los depósitos grasos. En los hombres la piel del abdomen suele ser más gruesa, mientras que en las mujeres la piel es más fina, con tendencia a la laxitud y estriación. De igual manera, el cirujano valora la posibilidad de realizar otro procedimiento en asociación con la abdominoplastia con el fin de mejorar su aspecto. La liposucción y la abdominoplastia son métodos efectivos para dar contorno al abdomen.

La doctora Nieto hará una medición tanto en posición erguida como recostada. Se determina la presencia de tejido adiposo en el abdomen, bajo los senos, región torácica baja, contorno lateral del abdomen, cintura y costados. Así mismo se define la situación grasa. De acuerdo al conocimiento de la anatomía humano el médico puede establecer si se trata de adiposidad subcutánea, en cuyo caso el tratamiento es posible; si se trata de adiposidad intraperitoneal, es decir tejido adiposo localizado dentro del área que contiene los órganos abdominales, por su localización, no es viable el tratamiento.

En éste caso la doctora le será muy sincera con respecto a lo que puede o no esperar con los resultados. Finalmente, y como parte de su estudio clínico, su médico le tomará algunas fotografías de vista frontal, lateral y oblicua según sea su caso.

Tenga en cuenta que el cirujano debe evaluar el cuerpo como un todo, desde la unidad de tronco y caderas hasta busto y rodillas. Sería erróneo considerar la cirugía sin pensar en su efecto en el resto del cuerpo.

Es por esto que una abdominoplastia que no tenga en cuenta el tratamiento de otras imperfecciones en el tronco.

Por tal motivo, es muy probable que adicional a la cirugía de abdomen, su médico le sugiera el tratamiento de otras áreas de su cuerpo.



Observaciones importantes en torno a la abdominoplastia:

  • La abdominoplastia es una cirugía mayor que involucra la porción del cuerpo situada entre el tórax y la pelvis.

  • Se considera un procedimiento que puede requerir más tiempo de recuperación y posiblemente hospitalización. El cirujano le puede orientar en la elección de la técnica según su edad, si espera embarazarse en un futuro, tiempo que requiere para su recuperación en el postoperatorio y expectativas.

  • Es muy importante que usted entienda que la abdominoplastia implica una cicatriz que el médico puede ubicar favorablemente, pero que sin embargo representará una marca significativa.

  • La abdominoplastia mejora de manera importante el aspecto del abdomen, las estrías y la celulitis. No obstante, el procedimiento no soluciona el problema del todo.

  • Es posible que luego de la cirugía persista la celulitis y algunas estrías. La abdominoplastia no es un tratamiento para la obesidad generalizada.

  • La cicatriz de apendicectomía no es una limitante para la abdominoplastia.

  • Esta cirugía involucra el acercamiento de los músculos abdominales cuando es necesario y la sutura de los mismos.

  • Esta cirugía brinda a la piel una apariencia mucho más tonificada.

  • Las cicatrices como consecuencia de una abdominoplastia empezarán a tomar un color natural después de trascurridos varios meses de la cirugía, aunque el color definitivo sólo podrá percibirse después de un año o dos.

  • A medida que transcurra el postoperatorio el paciente podrá darse cuenta de los beneficios de la intervención.