Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha existido una consulta presencial con diagnóstico y examen físico

El Procedimiento - Abdominoplastia

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Técnicas de abdominoplastia que se practican actualmente
Los métodos pueden combinarse dependiendo de la laxitud de la piel y el tejido subcutáneo, presencia de cicatrices y localización específica de los acúmulos grasos.
Las más características son:

Abdominoplastia con acceso mínimo (Mini abdominoplastia)

Indicada en pacientes con mínima flacidez de la piel y del tejido subcutáneo y acúmulos de grasa que pueden ser mejorados con liposucción.

En el abdomen se hacen una incisión de aproximadamente 5 a 10 cm a través del pliegue abdominal inferior como vía de abordaje para el abdomen inferior.
Al finalizar la intervención se coloca al paciente una faja compresiva, que posteriormente se ira ajustando de 2 a 6 semanas.


Ver más sobre el procedimiento // CLIC AQUÍ


Ilustración Miniabdominoplastia


Recomendada en pacientes con deformidad únicamente del abdomen inferior, con flacidez moderada de la piel y abdomen superior plano. Aquellos pacientes con flacidez significativa de la piel supraumbilical (porción de piel localizada sobre el ombligo), no son buenos candidatos para esta intervención mínima. Se puede realizar liposucción en otras  zonas dependiendo de la cantidad de acúmulo graso.

La longitud de la incisión obedecerá a la cantidad de piel que deba extirparse. En esta técnica no hay reubicación del ombligo. Posteriormente y a través de la incisión el cirujano tensa los músculos medialmente haciendo un corset muscular.  Luego se hace la resección del exceso cutáneo y se colocan drenajes. Esta técnica puede variar según las necesidades del paciente. Requiere de hospitalización y el tiempo de recuperación disminuye sustancialmente frente a la abdominoplastia clásica.


Abdominoplastia asistida por endoscopia
La abdominoplastia endoscópica está indicada en pacientes con flacidez mínima y buena elasticidad de la piel pero que tienen una marcada separación de sus músculos abdominales. Las incisiones se localizan a lo largo del hueso púbico y en el ombligo o alrededor de este, de tal manera que las cicatrices son en realidad más pequeñas. A través de estas incisiones, el cirujano tensa los músculos y los fija en su lugar, maniobra que restaura la posición original de los músculos. El cirujano podrá definir si se hace necesaria o no la liposucción para mejorar el contorno. Una vez el cirujano observa que el abdomen ha adquirido la forma deseada, cierra las incisiones y coloca fajas compresivas. Esta técnica puede variar de acuerdo a las condiciones del paciente.


Abdominoplastia transversal clásica

Ilustración, abdominoplastia transversal

La abdominoplastia clásica busca eliminar las denominadas “llantitas”, piel sobrante y acúmulos grasos.

En la abdominoplastia transversal se distinguen dos cicatrices principales: la correspondiente a la incisión abdominal, que recorre la región púbica y asciende por los pliegues inguinoabdominales, y una segunda alrededor del ombligo para desprenderlo, en algunos casos según las circunstancias propias de cada paciente puede quedar una cicatriz vertical pequeña en línea media baja.



Ilustración  cicatrices lipectomia

La cicatriz umbilical alrededor del ombligo, suele camuflarse bastante bien en la depresión natural de esta parte del abdomen.

Cuando se evidencia un importante excedente cutáneo en la región que rodea el ombligo, el cirujano puede realizar una maniobra de transposición umbilical, (muy habitual), o bien una desinsersión del ombligo.
Lo que se conoce como plicatura o fijación de los músculos, cuando es necesaria, se realiza a través de la incisión de abordaje para la abdominoplastia, y se realiza acercando y fijando los músculos para que además de retirar el exceso graso, el abdomen adquiera una apariencia mucho más plana. El cirujano elige la técnica que más favorezca a los tejidos. Frecuentemente, la abdominoplastia transversal implica la transposición del ombligo. Esto significa que la piel ubicada sobre el ombligo pasa a ser la piel de arriba del pubis. Su cirujano determinará, según la conveniencia estética, si vuelve a unir el ombligo original o modela uno nuevo.



Otra forma de abordaje es la abdominoplastia reversa supraumbilical alta en la que la incisión sigue los surcos submamarios. Esta técnica puede variar de acuerdo a las condiciones del paciente.

cicatriz umbilical- abdominoplastia Disección del tunel lipectomia


Abdominoplastia extendida
La cirugía de abdomen extendida es indicada en pacientes que desean moldear su figura después de una pérdida importante de peso. Frecuentemente estos pacientes luego de un tratamiento de adelgazamiento presentan grandes cantidades de exceso de piel en la región abdominal, caderas y espalda.  En estos casos la cicatriz se extiende más hacia atrás. (Adaptar  diagrama )  

El cirujano puede elegir utilizar la liposucción para mejorar los resultados. La sutura abdominal se realiza tras resecar la piel y grasa redundantes. Esta técnica puede variar de acuerdo a las condiciones del paciente.




Procedimiento PASO A PASO en la Abdominoplastia transversal clásica













El procedimiento  comprende desde la entrada del paciente a la zona quirúrgica hasta la salida de ella al finalizar la intervención. Allí usted encontrará a su cirujano, a su anestesiólogo y demás personal que están para brindarle el máximo de seguridad y comodidad.



La anestesia en lipectomia / abdominoplastia /
¿Qué tipo de anestesia se utiliza en la abdominoplastia?


La abdominoplastia se realiza bajo anestesia general con inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio. Esto significa que el  paciente permanecerá dormido durante la intervención, absolutamente tranquilo, no percibirá dolor y permanecerá completamente indiferente a la cirugía.

En esta misma página, en el capítulo titulado la anestesia usted encontrará una referencia muy completa sobre esta práctica médica, así como recomendaciones y observaciones.



Duración de la intervención
¿Qué tiempo duraré en sala de cirugía?

La duración en sala de cirugía para la abdominoplastia puede variar según la complejidad de la intervención. Sin embargo, la permanencia en quirófano suele ser de aproximadamente 3-4 horas. Si la cirugía se acompaña de algún otro procedimiento este tiempo puede extenderse.


¿Es necesaria la hospitalización en la cirugía para abdominoplastia?


La Dra. Claudia Nieto se preocupa por brindar a sus pacientes una estricta observación postoperatoria. Para asegurarse que su recuperación marcha correctamente y debido a que la abdominoplastia es una cirugía mayor, el paciente deberá permanecer al menos una noche en la clínica, bajo cuidado médico y monitoreo. Su médico le indicará exactamente el tiempo de permanencia en la clínica.


Posibles riesgos - Complicaciones


Preparación del paciente
El cirujano marcará la zona de tratamiento con el paciente de pie ante un espejo y también acostado. Marcará la zona de resección y asimetrías, así como cicatrices anteriores. El personal quirúrgico le ayudará a preparase para entrar al quirófano.
Luego ellos delimitarán el campo quirúrgico específico de la intervención y pintarán con alguna solución antiséptica una amplia zona del sitio a intervenir.

Al entrar a cirugía se le canalizará una vía venosa mediante la colocación de un catéter a través del cual usted recibirá suero, fármacos anestésicos y todos los medicamentos que pueda requerir durante la intervención.



Colocación Drenes

Con mucha frecuencia antes de cerrar la abdominoplastia se dejan drenes en la parte anterior del abdomen, que ayudan a eliminar el exceso de sangre e infiltrado de soluciones con las que se ha realizado la cirugía.
Estos drenes se retiran entre 5 y 10 días o más si es necesario, el retiro del dren lo definirá su médico según su evolución.