Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha habido una consulta en persona con historia clínica y examen físico

¿Cómo se hace una liposuccion?

¿Qué quiere saber sobre el procedimiento?

Cirugía lipoescultura por una cirujana plástica experta en procedimientos de liposucción

Procedimiento quirúrgico de Liposucción, Lipoescultura completa, abdomen y espalda



El día del procedimiento el cirujano demarca las zonas de extracción .Es muy importante marcar las áreas a intervenir con anterioridad a la cirugía ya que la posición del paciente en la mesa quirúrgica modifica las depresiones y prominencias.

El procedimiento puede variar dependiendo del plan quirúrgico diseñado para su caso en particular.

La mayoría de procedimientos son realizados con el paciente en posición supina (bocarriba) o prona (bocabajo). El equipo perioperatorio se ocupará de colocar almohadas en puntos de presión y nervios, así como de proteger mamas, pezones y zonas genitales.

Se cubrirán con una manta tibia las zonas no intervenidas para guardar la temperatura corporal. Se conectará un catéter intravenoso para suministrar líquidos y medicinas.
La técnica implica el uso de una cánula que se inserta por debajo de la piel, la cual actúa como una aspiradora de la grasa subcutánea. En el caso de la nueva tecnología con ultrasonido, la energía ultrasónica hace que las paredes de la célula grasa se rompan y fluyan a través de la cánula.

Para el llenado o lipoinyección, la grasa es decantada para eliminar el componente hemático y el líquido anestésico. Se inyecta un fluido anestésico dentro del área a tratar.

Para evitar un desequilibrio y mantener el balance de fluidos, es posible que el cirujano mantenga un goteo intravenoso. La colocación de drenajes ayudará a minimizar el riesgo de seromas. Las incisiones se cierran con una o dos suturas, y se asegura con cinta adhesiva. Luego de la intervención son colocadas unas prendas compresivas. Su médico le informará oportunamente de los diferentes tipos que ofrece el mercado. Existe una gran variedad para su uso en diferentes áreas.

Lipoescultura Lipoescultura


Lipoescultura Lipoescultura


Lipoescultura Lipoescultura


Lipoescultura Lipoescultura


El operatorio comprende desde la entrada del paciente a la zona quirúrgica hasta la salida de ella al finalizar la intervención. Allí usted encontrará a su cirujano, a su Anestesiólogo y demás personal perioperatorio que están para brindarle el máximo de seguridad y comodidad. Es posible que su médico le administre algunos medicamentos antes de la cirugía para manejo del dolor e inflamación postquirúrgica.

La anestesia

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en la lipoescultura?


Si bien es posible desarrollar el procedimiento bajo anestesia local o combinada, cuando se trata de grandes cantidades de volumen graso, es posible que el cirujano se decida por la anestesia general con inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio. Esto significa que el paciente permanecerá dormido durante la intervención, absolutamente tranquilo, no percibirá dolor y permanecerá completamente indiferente a la cirugía. En el capítulo titulado la anestesia usted encontrará una referencia muy completa sobre esta práctica médica, así como recomendaciones y observaciones.

Recuperación tardía en el postoperatorio
¿Es necesaria la recuperación tardía en el postoperatorio en la lipoescultura o en la liposucción?
A los pacientes a quienes se les ha removido pequeños volúmenes se les podrá dar de alta el mismo día de la cirugía, luego de su recuperación. Aquellos pacientes a quienes se les ha aspirado grandes volúmenes es posible que se les recomiende pasar una noche en la clínica con el fin de monitorear su evolución postoperatoria.

Observaciones en torno a la lipoescultura
Al retirarse los excesos grasos generalmente la piel queda fláccida, pero debido al procedimiento la piel tiende a inflamarse significativamente y a estirarse. Este edema cede paulatinamente durante los días posteriores a la cirugía y la piel se retrae. Este proceso puede mejorarse con masaje y terapia de ultrasonido externo.

La lipoescultura puede mejorar en algo la apariencia de la celulitis pero no curarla. Para la celulitis no existe cura conocida. Es probable que la combinación de ejercicio, dieta y lipoescultura corrijan en algo la apariencia de la celulitis. La lipoescultura busca ubicar las cánulas de succión en áreas donde la cicatrización pueda ser camuflada. El exceso de piel como resultado de una lipoescultura puede ser tratado quirúrgicamente.


Los drenes en la liposucción



Drenes Lipoescultura Drenes Lipoescultura


Zonas habituales de Liposucción

Las liposucción es un procedimiento que se puede realizar en diferentes zonas del cuerpo, siempre y cuando no exista exceso de piel. Se puede realizar liposucción en brazos , piernas, espalda, y también realizar un tallado glúteo para mejorar y armonizar el contorno corporal.

Con la liposucción o lipoescultura podemos reducir cintura y moldear la cadera. (conejos o llantas).


Zonas Habituales
Liposucción Frontal / Liposucción Lateral

Zonas Lipoescultura Zonas Lipoescultura



Zonas habituales de Liposucción, Liposucción Posterior, Liposucción Posterior Contorno


Zonas Lipoescultura Zonas Lipoescultura


Ilustración zonas liposucción Hombres


Posibles Complicaciones Lipoescultura / Lipectomia




La tecnología desarrollada para mejorar los procedimientos en lipoescultura busca reducir al máximo los posibles riesgos quirúrgicos y brindar seguridad al paciente. No obstante, como todo procedimiento quirúrgico posee riesgo de complicaciones.

Algunas complicaciones asociadas con la lipoescultura y la lipectomia son:

Lesiones en la piel:
Los cirujanos han optimizado las técnicas de tal forma que se lesione mínimamente el tejido cutáneo. No obstante, para el cirujano es imposible pronosticar la reacción de la piel y el tejido ya que esto es propio de cada organismo. Mientras algunas personas son poco sensibles a la manipulación quirúrgica, en otras la piel tiende a alterarse fácilmente.

Pueden presentarse eventualmente, y según la reacción de la piel, irregularidades en la superficie, áreas de pigmentación variable, aspecto abombado y asimetría. El tratamiento oportuno con masajes puede ayudar a mejorar y prevenir la aparición de irregularidades como consecuencia de la lipoescultura o lipectomia.

Seromas:
El seroma es una formación de fluido seroso que se desarrolla después de la cirugía. El índice de incidencia de aparición de seromas ha disminuido significativamente gracias al implemento de nuevas técnicas y tecnología. La colocación de drenajes, especialmente cuando se han extraído grandes volúmenes, puede ayudar a disminuir el riesgo de aparición de seromas.

Hipoestesia:

La disminución de sensibilidad cutánea es frecuente en el tratamiento de liposucción y la lipectomia. Esta condición suele ceder gradualmente en el postoperatorio.

Infección:

Como en todo procedimiento quirúrgico existe el riesgo de infección. No obstante, el médico utiliza todo un tratamiento profiláctico antibiótico que previene y disminuye el riesgo de infección. En este sentido el paciente debe estar comprometido con su cuidado postoperatorio y seguir todas las recomendaciones médicas en el cuidado de las incisiones y aplicación o toma de medicación antibiótica. De igual manera debe informar inmediatamente a su médico ante la aparición de fiebre, dolor exagerado, enrojecimiento o hinchazón en el sitio de la incisión. Una alerta temprana puede ser altamente efectiva en el tratamiento de cualquier tipo de complicación.

Tromboembolismo:
El tromboembolismo venoso en intervenciones de cirugía plástica es uno de los riesgos de esta práctica quirúrgica. No obstante, el cirujano experto y responsable toma todas las medidas preventivas para disminuir el riesgo esta eventualidad. La Dra. Claudia Nieto acostumbra llevar a cabo una serie de estrategias preventivas con el fin de evitar la formación de trombos o coágulos. Cuando ocurre una lesión, el organismo pone en marcha un mecanismo que limita la pérdida de sangre. A este mecanismo se le conoce como hemostasia.

Gracias a la coagulación, componente de la hemostasia, la sangre pierde su liquidez y pasa a un estado gelatinoso y luego sólido, con el cual el organismo busca detener la pérdida de sangre. Sin embargo, en este proceso cuando un trombo o coágulo se desprende y viaja hasta otro lugar del cuerpo puede llegar a taponar o interrumpir la llegada de sangre oxigenada a un tejido, con lo que se produce una embolia. Si bien no es posible diagnosticar cuando un paciente desarrollará un trombo, el médico puede tomar ciertas medidas para para prevenirlo.

Protocolo de profilaxis antiembólica

¿Qué es la profilaxis antiembólica?
Una vez el paciente ha decidido su operación, el cirujano diseña un plan preventivo que se implementa durante y después del procedimiento. Además del posicionamiento adecuado y deambulación temprana, la Dra. Nieto suele utilizar mecanismos de compresión neumática y elástica, así como tratamiento medicinal anticoagulante.


Dra. Claudia Patricia Nieto González - Sociedades Miembros