Esta información y sus vínculos no se debe considerar un consejo médico si no ha habido una consulta en persona con historia clínica y examen físico

Recomendaciones en cirugía ortognática o cirugía maxilofacial

Información Procedimiento

¿Qué debe saber el paciente sobre una cirugía maxilofacial?

Antes y después de un procedimiento es importante tener las dudas o preguntas claras para un buen procedimiento. La Dra. Sandra Nieto da respuestas a muchas preguntas importantes:

¿En qué consiste el tratamiento maxilofacial?

Después de definir los objetivos del tratamiento, el primer paso es la ortodoncia, donde el especialista corrige las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentales. Mediante aparatología fija (brackets), compuesta de elementos que se fijan directamente a la superficie de los dientes el odontólogo manipula una serie de fuerzas que lentamente corrigen la mala posición dentaria.

Ya que la ortodoncia no alcanza a corregir completamente la situación maxilar, se requiere de apoyo quirúrgico para solucionar el problema. Posterior a la recuperación de la cirugía es frecuente que se siga nuevamente el tratamiento de ortodoncia, lo cual permite sostener los logros alcanzados y mejorar los resultados finales.

¿Cómo se realiza la cirugía?

Cada caso es completamente diferente y dependiendo de la malformación maxilar se planea una intervención quirúrgica particular. Básicamente se movilizan las estructuras óseas para lograr que los dientes superiores encajen adecuadamente con los inferiores, esto se denomina conseguir la oclusión adecuada.

Las incisiones se realizan dentro de la boca y las suturas pueden absorberse por sí mismas o ser retiradas a la semana de la cirugía.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La cirugía ortognática es una intervención mayor que demanda el uso de analgesia general. La práctica anestésica ha desarrollado métodos de control en el suministro de la sedación de tal forma que los efectos desagradables provocados por su uso se minimizan al máximo...

¿A qué edad es posible realizar esta cirugía?

Tras un análisis exhaustivo del caso el médico puede indicar esta cirugía desde antes de la adolescencia, aunque esta decisión depende en gran parte de la clase de alteración maxilar.

¿Cómo es el postoperatorio?

Una vez terminada la intervención el paciente se despertará tranquilo y sin dolor. Después de unas horas es posible que presente algunas molestias, las cuales pueden ser controladas con los medicamentos formulados. En la cirugía ortognática se realizan cortes quirúrgicos de los huesos y se intervienen tejidos delicados.

La inflamación es una respuesta apenas natural a la operación y puede ser evidente hasta 6 semanas después de la cirugía. Pasados 6 meses aproximadamente, y cuando ya haya disminuido totalmente la inflamación, será posible evaluar los resultados definitivos.

Día del procedimiento

Preguntas frecuentes:


¿El paciente tendrá que usar brackets?

Sí, es necesario ya que los dientes deben tomar una nueva posición antes del procedimiento quirúrgico y corregir problemas como: apiñamiento o alinear los incisivos dentro de su hueso y en general lograr que los dientes encajen perfectamente, después del tratamiento.

¿Cómo el paciente podrá alimentarse después de la cirugía?

La alimentación durante el postoperatorio será a base de líquidos y alimentos muy blando, como por ejemplo: sopas, puré, carne molida, jugos, etc., conforme a su recuperación el paciente irá recobrando su capacidad de comer normalmente, mientras los músculos y huesos van tomando fuerza. La normalidad regresará de tres a cuatro semanas, cuando la doctora lo autorice.

¿Qué materiales se necesitan en la intervención?

Para esta cirugía se utilizan materiales como el titanio, para las placas y tornillos, ya que es un material compatible con el organismo y no será necesario retirarlo posteriormente.

¿Habrá algún tipo de injerto óseo en la cirugía ortognática maxilofacial?

Estos se utilizan principalmente en partes del hueso, en los casos en que hay que descender o nivelar el maxilar superior, de esta forma se le da más estabilidad al mismo.

¿Habrá algún tipo de implante dental en la cirugía ortognática maxilofacial?

No en todos los casos, estos se pueden utilizar a nivel del maxilar superior en la región del hueso malar, para dar una mayor proyección al mismo y dar una apariencia más armónica a nivel del mentón, en casos en los que el paciente prefiere no realizar el corte del hueso del mentón.


El proceso postquirúrgico en la cirugía maxilofacial, ¿Cómo es la recuperación en la cirugía maxilofacial?:

La inflamación que se presenta en el postoperatorio puede variar según el paciente, éste síntoma aparece mucho más, al segundo o tercer día de la cirugía y luego tiende a desaparecer, aunque a veces puede estar presente hasta 6 meses luego de la cirugía, pero generalmente, esta no es perceptible hasta las seis semanas. Para ayudar a disminuir esta inflamación, se pueden colocar compresas de hielo constantemente en el área afectada.

La elevación de la cabeza en un ángulo de 30-45° mientras duerme, en las primeras dos semanas después de la cirugía, es muy importante, ya que esto reducirá la cantidad de fluido acumulado en los maxilares durante la noche. Sólo si su cirujano lo recomienda, podrá administrar esteroides para ayudar a desinflamar.

Tiempo de incapacidad

¿En cuánto tiempo el paciente se podrá recuperar totalmente?

Los tiempos varían según el paciente, pero es posible que tome entre 2 a 4 semanas, el paciente notará paulatinamente que su aspecto está cambiando, pero durante las primeras 2 semanas la inflamación permanecerá.

¿El paciente podrá hablar normalmente?

Si, sin embargo, el paciente podrá experimentar dolor si mantiene conversaciones muy largas, pero charlar es un buen ejercicio, ya que mientras habla puede ejercitar los músculos faciales y esto lo ayudará a recuperarse mejor.

¿Cuándo el paciente podrá regresar a sus actividades normales?

Generalmente, los pacientes vuelven a sus estudios o lugares de trabajo una semana después de la cirugía, pero quienes realizan actividades físicas como los aeróbicos u otros deportes, no podrán realizarlos por tres meses aproximadamente. Las caminatas y otros ejercicios leves ayudarán a aumentar su flujo sanguíneo y esto reducirá la inflamación.

¿Cómo debe ser la higiene oral después de una cirugía ortognática?

Mantener la boca con perfecta higiene reducirá las posibilidades de infección después de su cirugía, es recomendable usar un cepillo pequeño y suave, para limpiar sus brackets, por debajo y alrededor de los arcos.


Dolor: Algunos pacientes sienten más dolor que otros, sin embargo este es controlado con medicamentos y va desapareciendo paulatinamente, durante 2 o 3 semanas. Medicamentos: Usualmente formulamos antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios y corticoides.

Controles: El primer control será durante la primera semana después de su cirugía, allí la doctora evalúa la posición de la mordida, se tomará una radiografía panorámica y cefalométrica postoperatoria, para supervisar la posición ósea. En este control es posible que la doctora coloque unos elásticos para fijar a los arcos.


Los resultados:
Los resultados obtenidos son para toda la vida.


Tratamiento después de la cirugía, ¿Qué sigue después del posoperatorio?

Después de la cirugía se va definiendo la mordida por medio de los elásticos y los diferentes arcos, con los que se complementará el tratamiento para que todos los dientes queden bien acomodados desde su raíz. Sabemos que éste es un tratamiento un poco largo por lo tanto el paciente debe prestar colaboración y seguir todo el proceso paso a paso y al pie de la letra de las recomendaciones.

¿Cuándo se retirarán los brackets?

Este aspecto varía según el paciente, pero es un periodo de 6 a 12 meses. En ocasiones el paciente se siente deprimido porque quiere quitarse los brackets, pero debe tener en cuenta que ellos deben permanecer ahí, todo el tiempo que sea necesario, hasta obtener el mejor resultado.

Retiro de los brackets: Finalmente, el proceso de los brackets termina y se coloca un retenedor fijo.

El retenedor superior es removible y una semana después de retirar los brackets, el paciente podrá tenerlo y recibir las instrucciones de uso.

Análisis Finales: Se repetirán las tomografías que se tomaron en la parte inicial del tratamiento, que una vez terminado arrojará unas nuevas imágenes y la completa evolución y resultados del procedimiento. Este diagnóstico final, se puede revisar una o dos semanas después de haber retirado los brackets.

Citas posteriores: Luego del éxito en su cirugía, es necesario tener un control que puede variar entre 3 o 6 meses, esto para estar completamente seguros de que el paciente continúa en buen estado y que su cirugía no le genera ninguna molestia. La doctora recomienda hacer un seguimiento ojalá por muchos años, para ajustar el retenedor y así continuar con el tratamiento ortognático, para evitar que los dientes se muevan.

Un ajuste final: Si hace falta una o varias piezas dentales el paciente podrá contar con la ayuda de un odontólogo para obtener un óptimo resultado, mucho más estético y funcional.


Dra. Sandra Nieto González - Sociedades Miembros